Al revés de 2017, cuando el triunfo en los comicios legislativos en 13 provincias los entusiasmó para ir por un segundo mandato del presidente Mauricio Macri, esta vez, en la Casa Rosada le restan importancia a la seguidilla de derrotas que la alianza Cambiemos podría tener en los próximos meses en los distritos que se elegirán gobernadores y legisladores antes de las elecciones presidenciales. Ya no es tanto el equipo, como la propia figura del líder de PRO la que garantizará la reelección, apuntalada por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; y el mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, según los cálculos que hacen dentro de la mesa chica del Gobierno nacional.

Aunque hace tiempo saben que las chances de ganar en algunas provincias es una tarea casi imposible, en Balcarce 50 se encendieron las luces de alarma a partir de la conjunción de tres sucesos: la abrumadora derrota del candidato macrista Carlos Mac Allister ante el radical Daniel Kroneberger en las internas en La Pampa en febrero último; el tercer puesto en el que quedó el postulante de Cambiemos, Horacio "Pechi" Quiroga, en los comicios a gobernador en Neuquén, y la reciente ruptura de la coalición en Córdoba.

Como primera medida, desde el Poder Ejecutivo nacional intentaron despegar los resultados provinciales del Presidente. "Yo soy el único responsable de este resultado", dijo Quiroga como un modo de preservar a Macri. Algo similar señalaron desde el entorno del mandatario ante la resolución de que el jefe del interbloque de diputados nacionales del oficialismo, Mario Negri, y el intendente de la capital cordobesa, Ramón Mestre, vayan en dos fórmulas separadas en el segundo distrito electoral más importante del país el próximo 12 de mayo. "Que haya dos candidatos a gobernador no genera ningún problema de cara a las presidenciales porque los dos son de Cambiemos y además Mauricio tiene un nivel de apoyo en Córdoba por arriba de la intención de voto que tienen ambos", apuntó un funcionario nacional.

“Las elecciones provinciales son provinciales, Mauricio va a ganar por su propio peso”

No pueden decir lo mismo de Mendoza y Jujuy, donde sus respectivos gobernadores Alfredo Cornejo y Gerardo Morales -principales aliados del jefe de Estado- decidieron desdoblar los comicios provinciales de los nacionales debido a la mala imagen del Presidente en las encuestas en esos distritos. Sin embargo, en el Ejecutivo nacional hacen otra lectura. "Es una forma de mostrar dos triunfos antes de las presidenciales", apuntaron desde un despacho. Los únicos otros dos integrantes de la alianza que podrían aportarle victorias a Macri y que además tienen un rol central para su reelección son Vidal y Rodríguez Larreta, que unificaron las elecciones.

Para las votaciones en el resto de las jurisdicciones, el discurso será el mismo. "Las elecciones provinciales son provinciales. Mauricio va a ganar por su propio peso", repiten en la Casa Rosada. En Córdoba, Santa Fe, Río Negro, Chubut, La Pampa, San Juan, Entre Ríos y Tucumán las posibilidades de que Cambiemos gane a nivel provincial son muy bajas, sin embargo confían en que en algunas de esas provincias el mandatario haga una buena elección en las PASO y luego en las generales.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos