Los preparativos de los anuncios del próximo lunes están en marcha. La Casa Rosada delinea los puntos principales de medidas que pondrá en funcionamiento en la segunda etapa de la gestión después del contundente triunfo del domingo en las elecciones legislativas. Las invitaciones serán a gran parte del arco político, sindical, judicial, educativo, empresario, universitario y eclesiástico.

El Gobierno alista una serie de reformas, sobre todo económicas, como tributaria, fiscal, y laboral, con el objetivo de “generar empleo”. Fuentes oficiales confirmaron que el anuncio presidencial del próximo lunes en el Centro Cultural Kirchner tendrá cuatros ejes centrales. Sin bien no dieron precisiones, los ministerios de Hacienda y Trabajo se ocupan de delinear los nuevos proyectos.

El "Gran Acuerdo Nacional" como lo llaman en el Gobierno, tendrá una primera presentación ante un auditorio de 150 invitados. El anfitrión será Mauricio Macri. También habrá otros encuentros posteriores “sector por sector”. Las invitaciones comenzaron a enviarse. El Ministerio del Interior se ocupará de citar a los gobernadores. Hasta el día de ayer la lista tenía 11 mandatarios confirmados, pero que en los próximos días terminará de engarzarse. Por ahora confirmaron los gobernadores oficialistas María Eugenia Vidal de Buenos Aires; Horacio Rodríguez Larreta de la Ciudad; Alfredo Cornejo de Mendoza; Ricardo Colombi de Corrientes; y Gerardo Morales de Jujuy. Por los opositores, irán Lucía Corpacci de Catamarca; Mario Das Neves de Chubut ; Gustavo Bordet de Entre Ríos; Carlos Verna de La Pampa; Mario Passalacqua de Misiones; Alberto Weretilneck de Rio Negro; Juan Manuel Urtubey de Salta, y Rosana Bertone de Tierra del Fuego. En la nómina de los que ya fueron avisados y aún no confirmaron están los peronistas Juan Schiaretti de Córdoba y Gildo Insfran de Formosa. Aún continúan las invitaciones al resto de los gobernadores. En la Casa Rosada incluso aseguran que Alicia Kirchner de Santa Cruz, cuñada de la ex presidenta, iría a la cita. Todos tendrán otra reunión la semana siguiente. Sería el 8 o 9 de noviembre en la Quinta de Olivos, confiaron fuentes oficiales. “Después del encuentro del lunes comenzaremos a organizar y hacer las invitaciones”, reconocieron a este diario.

La presencia de los mandatarios será fundamental para las intenciones del Gobierno de avanzar en una reforma fiscal. El tema de la coparticipación, clave en la relación con las provincias, no sería parte de la agenda para este encuentro.

La convocatoria ya fue lanzada por el propio Presidente. Lo mismo que algunas las reformas que intentará impulsar en los dos últimos años de gestión que quedan. Para eso necesitará el consenso del Parlamento, donde sumará poder desde el 10 de diciembre, pero no tendrá mayoría. Además buscará el apoyo de los gobernadores para las reformas económicas y fiscales.