La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) y las entidades de la actividad agropecuaria acordaron su paritaria ante las autoridades de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA). De esta forma pactaron una mejora salarial del 70% y convinieron retomar las negociaciones en enero de 2023.

Lo confirmó el titular de Uatre José Voytenco respecto al cierre de la negociación con las entidades agropecuarias en cuanto al capítulo del corriente año. Según el detalle ese acuerdo salarial, implicó una recomposición adicional de 55 puntos a los 15 que ya se habían abonado en julio.

La Uatre recalcó que el incremento se abonará a todos los peones rurales en 3 tramos: un 30% este mes, un 12,5% en octubre y otro tanto en diciembre.

"Es un avance en el camino emprendido para recuperar el salario de los trabajadores, que son esenciales a la hora de producir alimentos y las divisas que necesita el país. Ese personal merece el reconocimiento en sus ingresos por la bonanza del sector", sostuvo Voytenco.

En el miso sentido la Uatre destacó que habrá revisión salarial del acuerdo y que las partes se comprometieron a negociar otra vez en enero para evaluar una nueva mejora, siempre al calor de la inflación para este año que a horas de conocerse el índice de julio se prevé como contundente.

Esa unión sindical cuenta con 560.000 trabajadores y trabajadoras afiliados y tiene presencia federal con 1.070 puntos de atención distribuidos en todo el país.

En cuanto a su encuadre dentro del movimiento obrero la Uatre participó de las deliberaciones del Frente Sindical (Fresimona) y la Corriente Federal donde se respaldó la marcha del 17 que promueve la CGT como también el respaldo a pagos extraordinarios que pudiese definir el Gobierno a favor de los salarios más bajos, en el marco de la postergada reunión del ministro de Economía Sergio Massa con gremios y empresarios.