El presidente del bloque UCR y del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, anunció que pedirá al canciller Felipe Solá que asista al Congreso para que brinde explicaciones sobre los "exabruptos vertidos en la opinión pública por el ex presidente de Bolivia Evo Morales".

Por su parte, el Comité Nacional de la UCR, a través de su presidente Alfredo Cornejo, emitió un duro documento en el que cuestionó la condición de refugiado político que le otorgó el Gobierno de Alberto Fernández en diciembre pasado, y no descartó pedirle al Poder Ejecutivo que le retire ese estatus, luego de las declaraciones de Morales a favor de organizar milicias populares en su país como las que existen en Venezuela.

En la misma sintonía, Negri destacó que "la UCR entiende que violenta las condiciones impuestas por las leyes para conservar el estatuto de refugiado político".

En declaraciones radiales, el legislador cordobés recordó que fue el propio canciller Felipe Solá quien avisó que Morales "no debía opinar de política" cuando éste arribó al país procedente de México, tras su renuncia forzada a la presidencia de Bolivia.

"Pero Evo está confundiendo la calidad de refugiado con las facultades de un comité de campaña que maneja desde la Argentina. Y ahora, en un reportaje, habló de convalidar la violencia a través de milicias armadas como las que hay en Venezuela, sabiendo que, para nosotros, con lo que pasó en este país en los 70, esa no es una cosa que pase desapercibida en nuestra memoria colectiva", advirtió.

En ese sentido, reclamó al canciller que concurra al Congreso, "en principio a una reunión con las autoridades de todos los bloques", para que "diga qué piensa el Gobierno de esto, y qué piensa de la política exterior en general, qué piensa de lo que pasa en la región y en el mundo".

A través de una nota titulada "¿Podemos seguir `refugiando` a Evo Morales?", la UCR recordó que el líder del MAS está "amparado por el Poder Ejecutivo y, al parecer, con una sola condición: "No hacer declaraciones políticas". "Morales hizo todo lo contrario. Visitó la Quinta de Olivos, concedió todo tipo de reportajes a diferentes medios de comunicación, participó de actos políticos", advirtió el texto que lleva las firmas del mendocino Cornejo, y de la vicepresidenta de la UCR, la bonaerense Alejandra Lordén.