La Unidad de Información Financiera (UIF) acusó a la firma  Vicentin de haber simulado su situación de cesación de pagos para fugar y lavar dinero en el exterior, e involucró en las maniobras al ex presidente Mauricio Macri, al ex titular del Banco Central, Guido Sandleris; a la ex autoridad del Banco Nación, Javier González Fraga; y a los dueños de la cerealera.

El organismo antilavado formuló este viernes la acusación en un escrito que presentó ante la Justicia Federal con el que solicitó la querella en el marco de la causa en la que se investigan supuestas irregularidades en el otorgamiento de créditos por $18.500 millones por parte del Banco Nación durante el gobierno de Cambiemos.

“Existen indicios que nos permiten sostener que Vicentin no solo habría simulado su estado de cesación de pagos sino que, a su vez, habría utilizado su estructura en el exterior y/o la de Glencore para remitir sus ganancias al extranjero”, indicó la UIF, en la presentación realizada ante la fiscalía a cargo de Gerardo Pollicita.

Además, el texto impulsado por el organismo bajo la conducción de Carlos Cruz, agrega que “ Vicentin Saic no es una isla, sino que forma parte de una red corporativa que incluye 16 firmas en el país y otras tantas en Uruguay, Paraguay, Brasil y España”.

“Es de destacar el rol de Renova, firma que canaliza parte del negocio de granos del grupo y en la cual se materializa el acuerdo estratégico que Vicentin tiene con el Grupo Glencore, uno de los mayores traders de granos del mundo”, señaló.

Para la UIF, “tanto estas maniobras fraudulentas como sus instigadores, autores, participes y encubridores surgen también claramente dado que las gerencias operativas habrían sido instruidas personalmente por González Fraga para beneficiar a la firma, y éste, a su vez, habría sido instruido al respecto por el entonces Presidente de la Nación”.

“El control de esa actividad estaba en cabeza del Banco Central de la República Argentina, por entonces presidido por el señor Guido Sandleris", subrayó el organismo.

A partir del escrito presentado, la UIF reclama al fiscal Pollicita y al juez Julián Ercolini que se “ordene la inhibición general de bienes respecto de Macri, González Fraga, Sandleris y los empresarios Alberto Padoan y Gustavo Nardelli, y se “proceda a efectuar un estudio de su patrimonio y el de las empresas señaladas a los efectos de reemplazar estas medidas por embargos preventivos suficientes”.

Días atrás, la fiscalía a cargo de la investigación por supuesta defraudación de la empresa Vicentin recibió al menos 70 archivos con información y documentos enviados desde el Banco Nación que ahora están siendo analizados.


En tanto, la empresa agroexportadora con sede en la localidad santafecina de Avellaneda, fue intervenida esta semana tras el anuncio del presidente Alberto Fernández, quien mantuvo un encuentro este jueves con el CEO Sergio Nardelli. El mandatario ratificó la búsqueda por su expropiación, y aseguró que desde la firma proponen que "el Estado ingrese a la empresa sin expropiación, pero eso supone un acuerdo con empresarios que están muy salpicados"

“Ellos proponen que el Estado ingrese a la empresa sin expropiación. Lo que pasa es que eso supone un acuerdo con empresarios que están muy salpicados; es muy poco transparente”, advirtió el Presidente.