La Unidad de Información Financiera (UIF) comenzó hoy su alegato en el que pedirá penas contra el exvicepresidente de la Nación Amado Boudou por la compra de la exCiccone Calcográfica y luego que este martes la Oficina Anticorrupción reclamara una condena de cinco años y medio de prisión.

El alegato está a cargo de los abogados Agustín Biancardi, Facundo Orazi y Mariela Cimolai, quienes hoy expondrán la acusación: "fue una organización formada entre funcionarios públicos y privados", señalaron desde el comienzo. 

Según los abogados de la UIF no fue otro el objetivo de la compra de Ciccone que "convertisre en proveedores del Estado Nacional" para la impresión de billetes. 

Los abogados señalaron que hubo un proceso inicial en el que intervino la AFIP para lograr levantar la quiebra de Ciccone Calcográfica, lo que permitió luego la compra de la empresa por parte de The Old Fund de la mano de Alejandro Vandenbroele.

La Oficina Anticorrupción pidió ayer una pena cinco años y seis meses de prisión para Boudou, cinco para su amigo el empresario José María Núñez Carmona; un año y seis meses para Alejandro Vandenbroele, tres años y ocho meses para Nicolás Ciccone, tres años para Rafael Resnick Brenner y dos años y cuatro meses para Guido Forcieri.