La UOM aceptó una rebaja salarial del 30% para trabajadores que no presten tareas durante la cuarentena, con el fin de evitar despidos y suspensiones por la crisis generada por la pandemia de coronavirus. El secretario general del gremio, Antonio Caló, afirmó que "la situación está difícil y muchas empresas no van a tener trabajo cuando se termine la cuarentena".

"Estamos aceptando que les paguen 70% (del sueldo) a los trabajadores hasta que los vuelvan a convocar", anticipó Caló en declaraciones a El Destape radio. Explicó que los trabajadores que están en actividad cobrarán el 100% de su sueldo y exigió que las empresas cumplan con los protocolos y condiciones de higiene para evitar contagios y garantizar la salud del personal.

Los puntos acordados hasta ahora son pagar el 70% del salario y el compromiso de que puedan salir de este convenio las pymes que no puedan pagar ese porcentaje de los sueldos.

Las cámaras patronales postergaron la firma del acuerdo porque aún persisten diferencias ya que gremio quiere que el descuento del 30% se realice sobre el sueldo neto y los empresarios, sobre el básico. La UOM pidió también el acuerdo tenga una vigencia de 120 días, mientras que las cámaras quieren que no supere los 60 días.

Otras de las diferencias radica que el sindicato quiere que el aporte sindical y a la obra social se haga sobre el 100% del salario, pero los empresarios pretenden que sea sobre el 70%.

La parálisis económica por la cuarentena afectó con fuerza el mercado laboral y provocó que más de 13 mil empleados fueran suspendidos o cesanteados, aunque la situación podría agravarse ya que entidades empresariales advirtieron sobre las dificultades para continuar, según un relevamiento en comercios y pymes industriales. Además, hay una cantidad aún no determinada de trabajadores afectados por recortes salariales aplicados sobre los sueldos de marzo.