El secretario Adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica ( UOM), Armando Leyes, falleció ayer por la tarde a los 68 años en el Policlínico Regional de Avellaneda luego de luchar contra una neumonía ocasionada por el coronavirus (Covid-19) y por la que estuvo 12 días en terapia intensiva.

Leyes trabajaba a la par del secretario general, Antonio Caló, era titular de la seccional Avellaneda y había reemplazado en ambos puestos a Juan Belén tras su muerte en 2017.

"Hoy despedimos a un gran amigo y compañero leal, comprometido con la lucha de los trabajadores y las trabajadoras", destacó la UOM en su página oficial.

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, compartió un mensaje de dolor en sus redes sociales y envió sus condolencias a la familia de Leyes y a sus "compañeros metalúrgicos". Ambos mantuvieron varias reuniones cuando Ferraresi era intendente de Avellaneda.

Leyes fue un trabajador incansable desde todos los lugares que le tocó ocupar como metalúrgico y donde se destacó no sólo por su compromiso sino también por su humildad. “Un modelo de sindicalismo puro y de lucha ejemplar”, enfatizó el sindicato.

Estaba siempre dispuesto a contribuir para solucionar los principales conflictos de los trabajadores que recurrían a él tanto en el ámbito local desde su querida Avellaneda como a nivel nacional desde el cargo de secretario Adjunto de la UOM.

Los restos de Leyes descansan en el cementerio municipal de Lanús, donde fue despedido por sus compañeros de la UOM y amigos y familiares. "Te despedimos con mucho cariño, siempre estarás presente en nosotros", aseguró la central metalúrgica.