La Unión Tranviarios Automotor ( UTA) lanzó un paro de colectivos desde este mediodía y por 24 horas en reclamo al incumplimiento en el pago de salarios y el desplome en la recaudación desde el inicio de la cuarentena. 

En un comunicado firmado por las distintas entidades del interior del país, el gremio de transporte dispone el "cese de actividades sin asistencia a los lugares de trabajo" hasta las 12 del viernes, en tanto que reclaman por una "necesidad de auxilio al sistema". 

"Somos completamente conscientes de la necesidad de auxilio al sistema de transporte en el interior del país, el cual se encuentra actualmente relegado, pese a la esencial tarea que viene prestando desde la declaración de la emergencia referida", denuncia la circular oficial que lleva las firmas del Secretario General de la UTA, Roberto Carlos Fernández, el Secretario Adjunto, Rubén Daniel Domínguez y el y Secretario del Interior, Jorge Aldo Kiener. 

La interrupción en la prestación del servicio afecta a las líneas de colectivos del interior del país, en tanto que desde la semana pasada las empresas ya habían advertido un desplome de 92% en la recaudación desde la puesta en marcha de la cuarentena.

“Frente a esta situación, las líneas provinciales y comunales no tienen más posibilidades de continuar prestando servicios por falta de fondos para afrontar sus gastos y se paralizarán en forma virtualmente inmediata".

Esta mañana, durante la presentación de nuevos instrumentos de control sanitario instalados en Plaza Constitución, el ministro de Trabajo, Mario Meoni, aseguró que se "intentará mantener el diálogo con las entidades gremiales", aunque advirtió que "el Estado no puede socorrer a todos los problemas en el marco de la emergencia".