El Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor ( UTA) emitió un comunicado este sábado en que dan cuenta del estado en alerta en el que se encuentran los trabajadores de transporte de larga, media y corta distancia del interior del país ante la falta de pago de salarios. 

"No puede haber mas demora en el pago de nuestros salarios, que son nuestros alimentos, nuestra salud y el sustento de nuestras familias. Todos los trabajadores del transporte de pasajeros exigimos un tratamiento igualitario y sin discriminación respecto de la denominada Área Metropolitana de Buenos Aires", señalan desde la entidad gremial. 

En el comunicado firmado por el secretario general de la UTA, Roberto Carlos Fernández, detallan que desde el Gobierno Nacional notifican el envío de los sueldos vía ATN - Aportes del Tesoro Nacional - a las provincias y que deben ser las propias jurisdicciones las encargadas de liquidar lo que falta en los salarios.

"Fuimos a las provincias y los funcionarios provinciales nos informan que a tales fondos no los pueden destinar a transporte de pasajeros, que no somos una prioridad. En este esquema, avizoramos como destino un sistema con transporte operativo en el AMBA -Área Metropolitana-  y la precarización del transporte de corta, media y larga en el interior, tanto del país como de la provincia de Buenos Aires"

En el mismo sentido Fernández amplió la denuncia: "No encontramos respuesta alguna en la infinidad de audiencias realizadas hasta el día de la fecha, por lo que no admitiremos mas excusas ni argumentos injustificados debiendo hacer efectivo el pago de nuestros haberes".

Ante este escenario, la UTA pone en marcha un nuevo cese de actividades para el transporte de todo el interior del país, y se declaran en estado de "alerta y movilización".

"Comunicamos que conforme la deuda salarial existente, no habrá transporte de pasajeros en el interior del país, y protestaremos y saldremos a la calle, ya que la pandemia nos preocupa, pero mas aún el no poder llevar un plato de comida a la mesa de nuestras familias. No vamos a ser cómplices de la precarización, ni vamos a permitir ningún retroceso en el convenio colectivo. Nos declaramos en estado de alerta y movilización.Queremos cobrar nuestros sueldos y lucharemos hasta conseguirlo", anunciaron el gremio de transporte.