La obra de renovación de vías en el Ferrocarril Belgrano Cargas en la provincia de Salta se paralizó. De acuerdo a la denuncia del sindicato de la Construcción (UOCRA) allí se efectivizaron  700 despidos. No obstante la UTE UCSA – Maquinvest a cargo de las tareas, admitió 367 “desvinculaciones” y argumentó que el freno del proyecto se debió a la falta de pago de certificados de obra y la crisis del Covid-19 entre otros factores. Fijó postura así sobre la interrupción de labor en un trayecto de 300 km une las localidades norteñas de Nuestra Señora de Talavera y Pichanal.

Tras la sexta audiencia de conciliación en el Ministerio de Trabajo dicha UTE consideró que se evidenció la “crítica situación” el proyecto regional ferroviario desde las demoras para el desembolso de un préstamo otorgado por China. “Según lo acordado en 2013 entre el Ministerio de Interior y Transporte y la empresa Machinery Engineering Corp (CMEC)”, el 70% de sostén económico llegaría por el crédito externo y el 30% sería con letras del Tesoro.

Desde el formato de las uniones transitorias de empresas ( UTE) UCSA-Maquinvest expresaron que la situación se vio agravada por el COVID-19;  la cesación de pagos de la deuda con acreedores externos y el contexto de esa renegociación.

En cuanto al parate en los 3 obradores salteños, instalados en Joaquín V. González, Apolinario Saravia y La Estrella, “reconocieron” una dotación de 500 trabajadores directos, 100 entre subcontratistas e indirectos y otros 100 proveedores locales.

Esa UTE asegura que no cobró el 70% de los certificados de obra de noviembre de 2019, ni ninguno de los meses subsiguientes, lo que redunda en  1.700 millones de pesos.

De allí que sin soluciones en las instancias de conciliación y al no poder “afrontar los gastos que insume la continuidad de la obra”, las empresas señalaron que se arribó a la paralización de labor y a la decisión de “discontinuar el contrato de 367 empleados”. Para ese grupo de trabajadores detallaron que se les abonó el 70% del sueldo de mayo ya que el 30% se pagó antes, como que también los empleados cobrarán el Fondo de Desempleo.

Sin precisar estimación de tiempo, UCSA-Maquinvest sintetizó que reactivada la obra por la regularización de los pagos, la continuidad del financiamiento chino, o reasignación de partidas Estado Nacional, ofrecerá “trabajo a quienes ahora quedan cesantes”.