El primer cara a cara del gobierno de Alberto Fernández y el Sindicato de Camioneros que lideran Pablo y Hugo Moyano será por el bono de fin de año y cuando la flamante gestión no cumpla su primera quincena. Una cuestión que abarca tanto los "derechos adquiridos" para esa organización gremial como también las generosas carpetas de "temas pendientes" que dejó la gestión Cambiemos, en materia laboral bajo la órbita de la secretaría de Trabajo, a sus sucesores.

En efecto, en el regreso de la cartera laboral a la dimensión de Ministerio de Trabajo posee en agenda el jueves 19 a las 16 horas para la conversación oficial respecto al pago del adicional con base en $20.000 que reclamó Camioneros y abonaron algunos empleadores, como el caso del hipermercado Carrefour, mientras que los empresarios nucleados en Fadeeac ratificaron su negativa "terminante" para adicional alguno. Pablo Moyano avisó en declaraciones periodísticas que si no reciben ese bono, en todas las ramas de actividad, habrá medidas de fuerza.