Tras su exposición ante la Comisión de Libertad de Expresión de Diputados sobre una supuesta red que se dedicaría a la extorsión y el espionaje ilegal en la que estarían involucrados el falso abogado Marcelo DAlessio y el fiscal Carlos Stornelli, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, fue convocado por la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia para el próximo jueves 21 de marzo.

La decisión de la Bicameral que preside el pampeano Juan Carlos Marino, fue adoptada tras una reunión a puertas cerradas que tuvo lugar ayer en el anexo del Senado de la Nación por todos los bloques que la conforman, los que además, acordaron crear una subcomisión que estará integrada por los senadores Pedro Guastavino ( Justicialista), Daniel Lipovetzky (Cambiemos) y Rodolfo Tailhade (FpV-PJ) quienes tendrán la misión de leer las 4 mil fojas que el juez enviará a ese cuerpo la semana pasada para luego elaborar un informe.

Al termino de la reunión, Marino señaló que la invitación a Ramos Padilla fue resuelta por unanimidad en respuesta a un pedido del magistrado y advirtió que se debe "tener mucho cuidado con la división de poderes" y que no se puede "prejuzgar" ni "poner en tela de juicio absolutamente nada".

Por su parte, el senador Marcelo Fuentes (FpV-PJ) sostuvo que la citación fue decidida "por unanimidad" con acuerdo del oficialismo.

La Bicameral también acordó invitar en una fecha que se definirá el jueves próximo, al jefe de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI), Gustavo Arribas, quien y según Marino, en varias ocasiones invitó a los integrantes de ese cuerpo a visitar la sede de los espías, lo que aún no se pudo llevar a cabo por falta de quórum de la comisión.

De la reunión, participaron además los senadores Miguel Pichetto, Oscar Castillo y Carlos Espinola (PJ), y los diputados José Cano (Cambiemos) y Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade (FpV-PJ).

En torno a las repercusiones tras exposición de Ramos Padilla, cabe destacar que el Ministro de Justicia, Germán Garavano, sostuvo que la exposición del juez ante los diputados, le pareció "una cuestión mediática o política más que un expediente judicial" lo que consideró que "podría afectar incluso cualquier investigación de buena fe".

El funcionario dijo que les llamó la atención "la presentación de un juez ventilando pruebas que están en plena investigación" y consultado sobre la posibilidad de iniciarle un juicio político, aclaró que el ministerio "no es el órgano" que evalúa a los jueces.

Finalmente, Garavano insistió en considerar como "poco usual lo que hemos visto", le adjudicó a Ramos Padilla el haber reconocido una supuesta "militancia" y el haber realizado "ataques contra otros diputados".