El ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, calificó de "mamarracho jurídico" a la causa por el Memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán y exigió la "nulidad absoluta". 

"Mi aparición en este mamarracho jurídico tiene que ver con tratar de golpear no sólo a mi organización, sino a muchísimas organizaciones y a la militancia política en general que acompaño a Néstor (Kirchner) y a Cristina (Fernández de Kirchner)", señaló el funcionario provincial en AM 750.

Larroque brindó una breve exposición en el Tribunal Oral Federal (TOF) 8, durante la audiencia en la que se trataron los pedidos de nulidad formulados contra la causa reabierta en 2016 por la Cámara Federal de Casación Penal y que tiene su origen en la denuncia del fallecido fiscal federal de la unidad especial Amia, Alberto Nisman.

En este sentido, explicó que "es un planteo de nulidad" realizado por su abogada "y después se plegaron Cristina y otros acusados que están en esta causa, que es absolutamente descabellada".

"Esto se jugó y definió ya en 2015. Las instancias que intervinieron primeramente desestimaron la denuncia de Nisman porque fue hecha a través de recortes de noticias y de testimonios de servicios de inteligencia. Carecía totalmente de sentido", agregó en base a la reapertura del expediente.

El funcionario bonaerense también apuntó contra la gestión anterior por la relación que acusa con los jueces involucrados en la reapertura del caso: "Ya a fines de 2016, se reabre esta causa y se conecta con otra, a partir de lo que después se conoció a través de las reuniones que hubo en Olivos, que ya están certificadas y comprobadas, entre el expresidente (Mauricio Macri) y los miembros de Casación".

"En esta causa, la primera intención fue ponernos en la investigación original de encubrimiento por el atentado a la AMIA, una cosa absolutamente descabellada. Por eso, planteamos que esto es de nulidad absoluta", destacó.