El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi envió a la Justicia de Lomas de Zamora la denuncia del ex secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, sobre la supuesta manipulación de su teléfono celular, secuestrado en un allanamiento en el marco de la investigación por presunto espionaje ilegal.

Lo hizo al coincidir con el dictamen en ese sentido firmado por el fiscal federal Jorge Di Lello, quien había opinado que su denuncia tenía que quedar a cargo del juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé, el mismo que investiga la causa de espionaje ilegal donde lo tiene al ex funcionario investigado.

Nieto pidió que se proteja la información que está en su celular en función de que está vinculada a la "marcha gubernamental" en los cuatro años que trabajó como secretario de Macri, y también afirmó que en su teléfono no hay información que pueda servir para la causa de espionaje por la cual había sido allanado.

El ex secretario dijo que la Justicia de Lomas de Zamora ordenó un trabajo de copiado y extracción de la información, así como peritajes de la Policía Federal y Gendarmería Nacional.

"De acuerdo con lo postulado por el representante del Ministerio Público Fiscal, se resolverá en igual sentido, ya que la exposición de los sucesos denunciados versa sobre el peritaje de un teléfono celular incautado bajo custodia del Juzgado Federal Nø 2 de Lomas de Zamora, es decir que se encuentra estrechamente vinculado con la causa radicada en aquella sede", sostuvo el magistrado.

Por ello, entendió que "el fuero Federal con jurisdicción en Lomas de Zamora se encuentra en mejor posición para entender en estos hechos, sin perjuicio de lo manifestado por el denunciante en cuanto a que las fuerzas federales que llevaron adelante el peritaje tienen asiento en esta ciudad".

"El juzgado que interviene en aquella jurisdicción como director del proceso, es quien debe establecer si la cadena de custodia del teléfono incautado ha sido violentada y/o vulnerada y, en su caso, si la información dada a conocer, guarda relación con los informes producidos en el marco de dicha instrucción", agregó el magistrado.

Sobre todo, indicó el juez, porque "se carece de un curso de investigación autónomo e independiente de aquellos actuados, al desconocerse siquiera la autenticidad de la información ventilada".