La directora ejecutiva de Cippec, Julia Pomares, utilizó una analogía para describir cómo debería ser la convivencia política. Y sugirió que es como una pileta de natación con los andariveles en la que cada uno va por un carril pero "todos hacia adelante". Pocos minutos después subiría al mismo escenario en La Rural el presidente Mauricio Macri para mencionar que Argentina atraviesa un momento de "enorme incertidumbre política" pero que "estamos empezando a salir de la crisis". "Confío en ustedes", dijo Macri y volvió a apelar al discurso emotivo, de necesidad de apoyo.

Algunas curiosidades de la noche. Durante el largo discurso del presidente, los invitados -unos 1.300- sólo lo aplaudieron en dos oportunidades: cuando mencionó al expresidente radical Raúl Alfonsín y cuando mencionó que había reducido el precio de las obras públicas en un 40% respecto del "gobierno anterior". Ninguna otra cosa entusiasmó a dirigentes políticos del oficialismo, de la oposición, de la avenida del medio ni a empresarios de cualquiera de las veredas.

Otra. Los asistentes que están en contacto con los avatares de las economías regionales recibieron con estupor que uno de los cuatro ejes que mencionó Macri haya sido el Paseo del Bajo. "Es una obra que está bien, pero es metropolitana. Ya no es jefe de Gobierno", comentaban.

Una más. La organización de la cena de Cippec implica que funcionarios, asesores de gobiernos nacional y provinciales compartan la mesa con empresarios, periodistas e integrantes de la sociedad civil. Esto implica que las mesas no son homogéneas con la sana iniciativa de promover el debate entre plato y postre, y entre discurso y discurso. El lunes a la noche fue notable la brecha de interpretación de discursos. Mientras los funcionarios de rango medio asentían las palabras del presidente, los empresarios medianos movían la cabeza en forma negativa. Desde un lado: "Estamos haciendo un gran esfuerzo. Cuando llegamos, en los ferrocarriles había cucarachas; y estamos reduciendo los tiempos del transporte de cargas". Desde el otro: "Van a terminar con un PBI 2 puntos menor a de cuando asumieron. ¿Dónde se nota el efecto de las políticas?".

Como en las competencias de natación, todos avanzan pero cada uno avanza por su carril, que nunca se tocan.