La circulación de pasajeros en transporte público en el Área Metropolitana Buenos Aires ( AMBA) promedia el 25% respecto a la cantidad de pasajeros que utilizaba el servicio en días hábiles previos al aislamiento social preventivo y obligatorio dictado por el Gobierno nacional por la pandemia de coronavirus, según un informe emitido hoy por el Ministerio de Transporte de la Nación.

De acuerdo al reporte, el miércoles fueron 1.055.587 los usuarios que utilizaron trenes, subtes y colectivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires para trasladarse, lo que implica una reducción del 75% frente a los 4.242.450 que circularon en promedio del 1 al 13 de marzo, justo antes de que se decretase la cuarentena.

Estas cifras surgen tras un relevamiento de datos enviados por SUBE todos los días, que mide cantidad de pasajeros que utilizan los servicios de colectivos, trenes y subtes en el AMBA.

Durante la semana pasada (del 11 al 15 de mayo) se trasladaron en promedio 1.065.110 de pasajeros diariamente en transporte público en AMBA, más de 3 millones menos que el promedio diario habitual en los días laborales previos al aislamiento por la pandemia de Covid-19.

De cara a la extensión de la cuarentena tras el 24 de mayo, el gobierno nacional trabaja junto a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires en un esquema coordinado de uso del transporte público, que solo está permitido en el AMBA para trabajadores esenciales.

Entre otras posibles medidas, se evalúa aumentar los controles en los accesos y generar un sistema de turnos para el uso de trenes, que deberán reservarse a través de una app.

Durante los primeros días de esta semana, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que la mayor circulación de residentes en la provincia hacia la capital es un problema para su distrito, aunque negó que existan tensiones con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Otros funcionarios de Kicillof fueron más duros. El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, habló de la posibilidad de cerrar los accesos a la Ciudad, mientras que Daniel Gollán, titular de la cartera de Salud, se refirió a CABA como el foco de transmisiones.

Al mismo tiempo, algunos intendentes peronistas del conurbano le reclamaron a Rodríguez Larreta que diera marcha atrás con la flexibilización a la que dio lugar hace casi dos semanas.

Las cifras actuales, relevadas tras la apertura de más actividades esenciales en el AMBA, muestran de todos modos que el uso del transporte público casi se duplicó respecto a los niveles que tenía en la primera semana de vigencia de la cuarentena.

Eesde el 20 al 26 de marzo, el promedio diario fue de 552.179 pasajeros; del 27 de marzo al 2 de abril, 573.953; del 3 al 8 de abril, 726.577; del 13 al 17 de abril, 791.865; del 20 al 24 de abril, 832.769; del 27 al 30 de abril, 844.213; del 4 al 8 de mayo, 982.535; y del 11 al 15 de mayo, 1.065.110. Los aumentos van en sintnía con las distintas excepciones que el gobierno nacional fue autorizando paulatinamente para la circulación.

Asimismo, durante el pasado fin de semana, circularon 540.294 pasajeros en promedio entre sábado y domingo, un 75% menos que el fin de semana del 7 y 8 de marzo, previo al aislamiento, en el que circularon un promedio de 2.073.569 de personas cada día.

En cuanto al origen y destino de los usuarios, en los días hábiles previos al aislamiento, un 57% de los pasajeros se trasladaban dentro del Gran Buenos Aires; un 26 % lo hacía dentro de la Ciudad de Buenos Aires; un 14%, desde Gran Buenos Aires hacia la Capital Federal; y un 3% viajaba desde la Ciudad hacía la Provincia.

En abril, con el aislamiento vigente, un 70% de los pasajeros viajaron dentro de la Provincia de Buenos Aires; un 18%, dentro de la Ciudad; un 10%, desde la Provincia hacia la Ciudad; y un 2% desde la Ciudad hacia la Provincia.

En lo que va de mayo, mes en el que se registró un aumento de las excepciones en la circulación otorgadas por el Gobierno nacional, los porcentajes se mantienen en la misma línea, ya que un 68% de los pasajeros viaja dentro del Gran Buenos Aires; un 19% lo está haciendo dentro de la Ciudad; un 11%, desde la Provincia hacia la Ciudad; y un 2%, desde CABA hacia el territorio bonaerense.