Ante el posible escenario de rechazo al proyecto de ley de aborto legal, seguro y gratuito, los legisladores que impulsaron y militaron en favor de esa iniciativa, comenzaron a barajar la posibilidad de convocar a una consulta popular vinculante.

"Creo que hay que esperar para ver como termina la sesión, pero obviamente que no descartamos ninguna posibilidad, desde volver a insistir" con el proyecto actual, "el convocar a una consulta popular vinculante desde Diputados, e incluso el analizar otras iniciativas que seguramente van a entrar en el transcurso de los próximos días", dijo la diputada nacional Brenda Austin ( UCR), en diálogo con BAE Negocios.

La legisladora afirmó que por esas horas en el Senado reina "mucha incertidumbre", reconoció que seguirían "trabajando para intentar tener una buena noticia en el día de hoy (por ayer)", aunque admitió que el escenario les era adverso, "pero hasta que no esté el final de la votación, merece que lo sigamos intentando".

Austin consideró a la movilización de los sectores verdes como "impresionante", lo que según dijo "da cuenta de un proceso cultural que no tiene vuelta atrás" y se esperanzó en que los senadores "escuchen lo que está pasando en la calle".

"La consulta popular es un tema que empieza a surgir naturalmente ante la posibilidad de que se rechace el proyecto", dijo por su parte la diputada Romina del Pla del Frente de Izquierda y los Trabajadores ( FIT), quien advirtió que en caso de que el Congreso le de la espalda al "movimiento de lucha de las mujeres que obligó a tratar este problema, entonces indudablemente habrá que comenzar a discutir otras alternativas".

"En ese sentido creo que se abre un debate sobre todos los instrumentos posibles, entre ellos obviamente el de la consulta popular donde se tendrá que analizar el ejemplo de Irlanda" aunque admitió que "son temas que habrá que sentarse a discutirlos con tranquilidad dentro del movimiento de mujeres".

Respecto a la discusión que se daba hacía el interior de la Cámara alta, Del Pla señaló que "se están expresando las verdaderas posiciones de los sectores clericales y de poder que ya no disimulan, entonces dicen claramente que quieren que las mujeres estén presas, o desean una maternidad forzada para las niñas".

También se refirió al tema el diputado Daniel Lipovetzky ( Cambiemos), quien sostuvo que en caso de que el Senado "rechace el proyecto, una posibilidad es que se convoque a una consulta popular vinculante", una alternativa que se abre "cuando el sistema de representación que tiene la gente que es el Congreso, está tan dividido".