El gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, reconoció hoy que la crisis argentina "impacta" en la economía brasileña, pero dijo esperar que el país vecino retome el crecimiento económico y que Mauricio Macri sea reelecto este año. "Soy admirador del presidente Macri, me gusta su política liberal, hincho para que sea reelecto, hincho para que el populismo de izquierda no retorne más a la Argentina", dijo Doria en diálogo con los corresponsales de medios extranjeros en Brasil, durante una conferencia de prensa en el Palacio de los Banderaintes, sede del gobierno paulista.

La relación entre Doria y Macri, no es nueva. Ya en septiembre de 2017, sorprendió que el argentino recibiera en la Casa Rosada al alcalde que se autodefinió como el "gerente que entró a la política", y que, en ese momento, no ocultaba sus intenciones de ser candidato en las elecciones presidenciales de octubre de 2018, que finalmente ganó Bolsonaro.

Hoy, ante una pregunta de la agencia Télam, Doria hizo un paralelo entre lo que llamó "populismo" tanto en Argentina como en Brasil: "Hacemos fuerza para que Argentina regrese al sendero del crecimiento y proteja la democracia, quiero que Argentina sea libre y esté distante del populismo y de aquellos que casi la destruyeron, como lo fue en Brasil", dijo Doria.

San Pablo, estado con 44 millones de habitantes, que concentra el 30% del Producto Bruto Interno de Brasil, es el principal emisor de productos industrializados brasileños hacia la Argentina.

Doria, quien apoya la agenda económica de Bolsonaro y pertenece al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), recordó que cuando fue alcalde de la ciudad de Sao Paulo fue recibido por el presidente Macri en la Casa Rosada.

"Argentina es un país que me gusta mucho. Reconozco las dificultades pero con destreza y respetando las condiciones políticas y económicas el país retomará la senda del crecimiento. Esto impacta en la economía brasileña y de Sao Paulo. Nuestro deseo es que el reinicio del crecimiento se de rápidamente", dijo Doria.

Argentina es el tercer socio comercial de Brasil, detrás de China y Estados Unidos.

Doria anunció que una de sus prioridades es el vínculo con China, donde en septiembre próximo abrirá en Shanghái una oficina comercial del estado de Sao Paulo destinada a buscar fondos de inversiones de bancos chinos para el proceso de privatizaciones de empresa públicas paulistas en sectores de puertos, aeropuertos, carreteras, ferrocarriles, hidrovías y energía.

"Argentina me gusta mucho. Reconozco las dificultades pero el país retomará la senda del crecimiento", afirmó el gobernador de San Pablo

"Estamos a favor de un gobierno liberal, sin asistencialismo pero con protección social, estamos a favor del estado mínimo y para eso estamos reduciendo el tamaño del estado", dijo Doria, quien ofreció la conferencia al lado de su secretario de Hacienda, Henrique Meirelles, ex candidato presidencial en 2018 que fue ministro de Economía del gobierno de Michel Temer.

San Pablo, si fuera un país, sería la segunda economía sudamericana y la tercera latinoamericana, y es el mayor productor mundial de azúcar, etanol de caña y jugo de naranja.

Doria es considerado un presidenciable para 2022 y forma parte de los apoyos extrapartidarios de la agenda de gobierno de Bolsonaro, a quien apoyó en la segunda vuelta contra Fernando Haddad, del Paratido de los Trabajadores, en las elecciones generales de octubre.

Ex alcalde de San Pablo, el magnate Doria también reconoció que la imagen de Brasil está afectada en el plano internacional.

"La imagen de Brasil puede ser mejor y será mejor con un gobierno pro-mercado y liberal que respeta a la opinión pública. Tenemos que rescatar la imagen del país con respeto a la democracia y a la libertad de prensa, con actitudes de ética e innovadoras en respeto al capital privado y al desarrollo social, menos miseria y menos pobreza, eso dará más respeto en el escenario global", completó.