De cara a la nueva fase "focalizada" de la cuarentena por coronavirus, en la que cada provincia decidirá si habilitar o no una serie de servicios y actividades, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pidió "entender" que el alcance de las medidas de aislamiento social dependerán de las condiciones de cada distrito y que deben tratarse de manera "diferenciada".

Al respecto, remarcó que "las grandes ciudades deben desarrollar sus protocolos de manera diferente" a las jurisdicciones de menor cantidad de habitantes, ya que se logró el objetivo de que "no haya circulación viral en todo el país" porque el virus "sólo se deposita en los grandes centros urbanos", sostuvo en diálogo con radio La Red  y el canal América.

"Tenemos que entender que debemos tener un tratamiento diferenciado para la ciudad de Buenos Aires que para Catamarca", provincia que no registra ningún caso, expresó Cafiero luego de que se oficialice la prórroga de la cuarentena hasta el 10 de mayo, en la que se contemplarán salidas recreativas de una hora en una distancia no mayor a cinco cuadras a la redonda, de acuerdo al criterio que disponga cada distrito.

Desde esta perspectiva, subrayó que si bien "el Gobierno fija pautas nacionales", también es necesario "empezar a cobrar normalidad" en los distritos y "reanudar actividades económicas y de esparcimiento". "No podemos tener las mismas reglas y normas para la Ciudad de Buenos Aires que para Neuquén y Tierra del Fuego", insistió.

Luego de que el presidente Alberto Fernández anuncie que se podrá salir a caminar, la Capital Federal, provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe anunciaron que no se sumarán a la medida y no permitirán las salidas. Sobre esto, Cafiero indicó que esas jurisdicciones "tienen que desarrollar y evaluar sus propios protocolos" de cuidado y prevención.

Para el ministro coordinador, "la ciudad de Buenos Aires tiene la particularidad de que está encapsulada y es muy chica", mientras la provincia de Buenos Aires "tiene un caso muy distinto" porque "tiene más de 52 distritos donde no presentaron ningún caso".

"¿Qué sentido tiene que un distrito que no ha tenido casos no reanude actividades y tenga las mismas normas que uno que tiene 2 millones de habitantes y complicaciones?", se preguntó.

Por otro lado, Cafiero destacó que los argentinos fueron "ejemplares" en el cumplimiento de la cuarentena y ponderó la "coordinación plena" de las jurisdicciones, "independientemente del color político".

"Hay un acompañamiento importante de la sociedad. Hemos puesto el eje sobre la vida. A los países que no han hecho esto les ha ido muy mal", advirtió.

Al respecto, Cafiero subrayó además que "quedó claro que, en estos casos, el mercado no es el que te cuida, sino el Estado".

Consultado sobre cómo seguirá el aislamiento social, el ministro coordinador anticipó que habrá una "fase 4" y, por último, una "fase 5" de la cuarentena, aunque aclaró que para pasar a la próxima etapa el país debe "llegar a 25 días para la duplicación del contagio" de coronavirus.

"Si tardamos 25 días en duplicar el contagio, quiere decir que seguimos con el distanciamiento social pero las actividades que no están en riesgo se pueden ir reanudando", remarcó. Actualmente, el contagio del virus se duplica cada unos 17 días.