El presidente Alberto Fernández continúa con su gira europea en Italia donde mantuvo un encuentro con el Papa Francisco I en el Vaticano y más tarde almorzó con su par italiano, Sergio Mattarella. El jefe del Ejecutivo argentino finalizó ayer su paso por Francia donde compartió reuniones con empresarios y con el primer mandatario francés, Emmanuel Macron

En este tipo de encuentros diplomáticos los regalos son parte del protocolo y suelen captar la atención de curiosos a lo largo del mundo. En este caso, Fernández entregó al Papa productos orgánicos, medalla de Malvinas y un libro de Enrique Santos Discépolo, mientras que Francisco le obsequió al presidente argentino un mosaico con la imagen de un hombre y una mujer que "responde a la invitación del Señor en el Génesis", cultivando y cuidando la tierra.

¿Qué dice la dedicatoria de Macron a Alberto Fernández?

El regalo más curioso que recibió Alberto Fernández en esta gira fue, por parte del francés Emmanuel Macron, un libro sobre Simone Veil, la sobreviviente del Holocausto que impulsó la legalización del aborto en Francia

La particularidad no está en el libro en sí, sino en la dedicatoria que Macron le hizo al presidente argentino por "otorgar a las argentinas el derecho al aborto".

"Para mi amigo Alberto, que cumplió su promesa de otorgar a las argentinas el derecho al aborto consiguiendo una votación histórica el 30/12/2020. Felicitaciones, un abrazo, Emmanuel Macron", escribió el mandatario francés con su puño y letra.

El libro es una edición en castellano de la editorial argentina "Capital Intelectual" y se trata de una autobiografía de la abogada y dirigente política francesa que sobrevivió al Holocausto y ocupó el Ministerio de Sanidad durante el gobierno de Valéry Giscard d'Estaing (1974-1981).

Desde ese lugar impulsó y promulgó la ley que lleva su nombre (Ley Veil) que por la que se despenalizó el aborto en Francia en 1975 y, entre otros cargos que ocupó, fue la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo de Estrasburgo desde 1979 hasta 1982.

Por su parte, Fernández le regaló a Macron un dibujo en tinta china de una escultura que el mandatario francés aceptó colocar en el famoso jardín del Palacio del Elíseo, sede del gobierno de ese país.

El dibujo de la obra lleva la firma de su autor, el artista plástico franco-argentino Pablo Reinoso, autor de otra escultura llamada "Raíces de Francia", que está instalada en los jardines del palacio desde el mandato del ex presidente François Hollande.