“Esperamos que este pico que tendremos en marzo sea un pico a partir del cual vayamos avanzando paso a paso”, dijo el Presidente el lunes en relación al 4,7% de inflación de marzo que difundió el Indec. La cifra del mes pasado demuestra que los esfuerzos del Ejecutivo no rinden sus frutos y el panorama se complica para Cambiemos de cara a octubre.

Sin embargo, es interesante analizar -a través de algunos índices- el contexto económico que debió enfrentar el actual Gobierno previo a la elección de 2017, y comprarlo con la situación actual.

Para empezar, el dólar. La devaluación del 100% del peso que se vivió el año pasado parece pequeña al lado de la diferencia de valores entre 2017 y 2019. Durante el año de las últimas elecciones legislativas, la divisa se mantuvo bastante quieta entre el techo de $17,94 alcanzado en julio y el piso de $15,63 de marzo. Por ende, entre enero y octubre la moneda había variado menos de 3 pesos.

Este año y hasta la fecha, la situación es distinta. Mientras que en 2017 uno de los puntos más bajos estuvo en marzo, en 2019 el dólar alcanzó su pico en el cuarto mes del año con un valor por encima de los $47. Además, la diferencia entre el valor máximo y el mínimo supera los 6 pesos durante la era Sandleris. Habrá que analizar el impacto futuro de las nuevas medidas anunciadas ayer por el presidente del Banco Central.

Otro de los índices para analizar la economía preelectoral es la inflación. El índice de precios al consumidor es bastante diferente entre ambos escenarios. Por un lado, en la antesala de las elecciones legislativas el aumento sostenido de precios fluctuó bastante, y alcanzó su pico en abril con el 2,6%, para mantenerse dentro de un margen mucho menor (entre 1,2% y 1,9%) en la recta final a la votación. 

El escenario actual parte de una base distinta. La inflación en enero de este año fue mayor al doble de la que hubo en ese mismo mes pero de 2017. Además, la curva del primer trimestre asciende de forma brusca: 2,9%, 3,8% y 4,7% en los primeros tres meses del año respectivamente.

Habrá que esperar para ver el impacto y posterior resultados de las medidas presentadas por el Gobierno de cara a las elecciones, y analizar si conseguirá un panorama similar -y por ende más calmo- a medida que se acerque octubre.

Cómo variaron los precios de los productos

Del 2017 a 2019 las hamburguesas congeladas casi triplicaron su valor. La caja pasó de valer $72 a los $195 por los que se consigue el producto hoy en día. Algo similar sucede con el shampoo. Hace dos años tenía un precio de $91, pero hoy en día se comercializa a $202, lo cual indica un alza superior al 120%. 

En el caso del jabón líquido para lavar la ropa, el precio hoy es de $423, un 120% más que los $187 que salía en 2017. 

La suba en el queso rallado se hizo eco en las redes. En algunos comercios y marcas, el valor del kilo superó los $1.000 y generó polémica. En este caso, el paquete que salía $65 en 2017 alcanzó un precio de 138 por bolsa este mes.

La clásica yerba mate de medio kilo pasó de valer $40 a tener un precio de $94. Mientras, que el paquete grande de cacao en polvo para la chocolatada se duplicó: pasó de los $100 a $213.