Cristina Kirchner tuvo durante toda la campaña un protagonismo intermitente, con apariciones sorpresa y un discurso de polarización con la oposición.

La vicepresidenta jugó siempre el rol de necesario para mantener el apoyo del votante duro, y sostener el territorio de la provincia de Buenos Aires. Todas las apariciones durante la campaña fueron en el histórico bastión peronista.

Su presencia en la presentación de listas y el cierre de campaña del jueves serán los dos actos de mayor importancia para la pelea del Frente de Todos en tierra bonaerense.

Chaleco antibalas y el rol de Cristina

La participación de la ex presidenta mostró una impronta distinta a lo que aportó Alberto Fernández, quien se vio salpicado por el escándalo del cumpleaños de su mujer en la Quinta de Olivos durante la cuarentena.

Las balas picaron cerca del Presidente, y Cristina salió a ponerle el chaleco antibalas. Lo respaldó públicamente y le pidió -a modo de reto- que "ponga orden".

Para el oficialismo, la vicepresidenta se transformó en ese caballito de batalla que sale a la cancha sólo cuando es necesario. "Sale y entra como hizo en 2019", reiteran desde el Instituto Patria.

Alberto siempre tuvo su agenda paralela en la campaña. Acompañó a los precandidatos más importante del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz y Leandro Santoro, ambos de su círculo cercano. Protagonizó anuncios de gestión destinados a mejorar la situación económica de los golpeados por la pandemia del Covid. Y tuvo que salir a mitigar los efectos del OlivosGate.

En el tramo final antes de las PASO del domingo, el Presidente y la vice cerrarán la primera etapa de la campaña en un acto en Tecnópolis.

Cristina no apareció en forma permanente en la campaña, pero siguió de cerca cada decisión de la gestión de gobierno. También se metió en las internas del interior del país cuando se fotografió con los candidatos del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y bendijo a la lista que competirá con el ex ministro de Defensa, Agustín Rossi.

Actos separados y juntos

Desde el equipo de campaña consideran que fueron fundamentales los actos por separado porque “cada uno acapara públicos diferentes”.

Con la foto del jueves se buscará mostrar un mensaje de unidad del frente gobernante. Alberto y Cristina serán los únicos oradores, pese a que ninguno de los dos son candidatos.

Otro de los actos de cierre será mañana en Mar del Plata, donde estará el jefe de Estado junto al gobernador Axel Kicillof.

 

Más notas de

Natalia Vaccarezza

Comienza la veda y culmina la ola de anuncios para revertir la derrota electoral

Gabinete federal en Comodoro Rivadavia

Modo campaña: Alberto Fernández pone el pie en Chubut para recuperar votos

Alberto Fernández visita Chubut para recuperar votos

Acto del 17 de Octubre sin Alberto: "Nunca había pensado ir"

Alberto Fernández se reunió con Juan Manzur el 17 de octubre

El Gobierno lanza las últimas medidas antes de la veda electoral

Acto en el conurbano

Fuerte apoyo a los viajes de egresados gratis que anunció Axel Kicillof

Fuerte apoyo a los viajes de egresados gratis que anunció Kicillof

Fuerte cruce entre Aníbal Fernández y Nik: pedidos de renuncia y disculpas por chat

La oposición pidió la renuncia de Aníbal Fernández

Tras la derrota electoral, Alberto Fernández enfoca la gestión en la generación de empleo

Alberto Fernández en la Cámara de la Construcción

El "operativo clamor" en apoyo de Alberto Fernández

Alberto Fernández será orador de un plenario de la militancia en el club de Nueva Chicago

Alberto Fernández se divide entre la campaña y la gestión

Alberto Fernández con L-Gante

Una foto de Alberto Fernández y Cristina Kirchner para cerrar la crisis

Una foto de Alberto y Cristina para cerrar la crisis