La Justicia intervino hoy la empresa Oil Combustibles, del empresario Cristóbal López, a quien se los acusa de no haber tributado 8 mil millones de pesos en impuestos.

En el fallo del juez a cargo del concurso preventivo, Javie. Cosentino, también se designaron a los coadministradores de la firma. El empresario estuvo detenido tres meses hasta la semana pasada, cuando fue beneficiado con la excarcelación por la Justicia y también se cambió la carátula de la causa en su contra, que pasó de defraudación a evasión.

López está acusado de no haber pagado más de 8.000 millones de pesos por el impuesto al expendio de combustibles en la empresa Oil Combustibles. En su fallo, el juez expone las críticas e irregularidades de la sindicatura y los coadministradores hacia Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, ambos controladores del grupo y quienes en diciembre fueron ingresados como empleados de Oil Combustibles.

Los coadministradores advirtieron “irregularidades en torno a contrataciones de actos ajenos a la administración ordinaria, en aparente relación de dependencia que no se compadecen con la situación de la empresa”.

Incluso, la sindicatura expresó en un informe ante el juez que “la actuación de algunas de las personas incorporadas podría resultar redundante dado que ya había empleados que cumplían las mismas funciones o peor aún, que podría estar prestando servicios para la contratante de la concursada”.

“Dijeron que en principio no se advertían que los servicios profesionales se hubieran prestado en beneficio de Oil sino de sus directores, y no imputados debidamente a sus cuentas particulares”, remarcó el Juzgado. 

Además, en base a información de los coadministradores, “el Sindicato de Petroleros había alertado a sus afiliados para que resguarden las reservas de stock en planta ante una eventual maniobra de vaciamiento, además de ciertos hechos verificados en la planta de San Lorenzo relativos a la seguridad”.

Por último, el juez en lo Comercial Cosentino señaló que “se aprobaron honorarios en asamblea por encima del límite establecido sin justificación”.

“Oil pidió su convocatoria hace dos años no obstante lo cual estuvo lejos de aportar una política de austeridad en términos expresados por la sindicatura”, concluyó

De esta forma dispuso la separación de los gestores Rosner y Dellatorre y designar a los coadministradores para conservar el patrimonio.