El presidente Alberto Fernández anunció desde la Quinta de Olivos la nueva etapa de la cuarentena por el coronavirus. "Sabemos cuando empezó pero no sabemos cuando termina. Todos los que enfrentaron esto en el mundo han tenido marchas y contramarchas", reflexionó.

El mandatario estuvo flanqueado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof y por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. También se mostró por videoconferencia a los gobernadores del Chaco, Jorge Capitanich, de Río Negro, Arabela Carreras y de Jujuy, Gerardo Morales, tres provincias que están entre las más afectadas por la pandemia.

"En todo este tiempo lo que buscamos es que ningún argentino se quede sin atención del sistema de salud", subrayó para respaldar el aislamiento obligatorio que se instauró en el país con el fin de contener los contagios por Covid-19.

Tras enumerar datos de diferentes provincias del país, ayudado por sus habituales filminas, advirtió que "estamos muy lejos de pensar que la situación está superada. El riesgo está todavía latente". 

"La situación comparativa es buena", remarcó Fernández al mostrar que Argentina tiene una tasa de mortalidad de las más bajas dentro de los países del continente americano. "Tenemos algunos datos optimistas, lo que nos permite pensar que este tiempo en el AMBA ha sido útil. Pero eso no quiere decir que estemos cerca de superar el problema", explicó. 

"El aislamiento temprano nos dio tiempo para instalar respiradores, camas de terapia intensiva y hospitales", se explicó en un video. "La Argentina tiene una de las tasas de contagios y muertes más bajas", agregó el aviso institucional.

"Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual en este nuevo mundo que nos exige cuidados diferentes y lo vamos a hacer escalonadamente", explicó Fernándezque detalló que "seguramente este sábado" el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, explicará cómo se manejará el Gobierno nacional en estas dos semanas.

"Es posible que en los próximos días tengamos una mayor circulación", admitió el Presidente, y agregó que "cuanto más estemos en la calle más riesgos corremos".

"Si hay que volver atrás deberemos volver atrás", adviritó además. Para eso se tendrán en cuenta "los indicadores de siempre", como la cantidad de camas ocupadas.

"No me presionan los que dicen que el virus no existe, pero sí me presiona la realidad, los comerciantes que dicen que tienen que recuperar su ingreso cotidiano. Quiero ayudarlos pero también debo advertir que el riesgo existe", dijo Fernández.

El Presidente dijo que "en el Frente de Todos no tenemos diferencias sino opiniones distintas, pero para mí el diálogo es un camino. A veces me acusan de dialoguista y es una acusación que me encanta", respondió ante la pregunta de un periodista acerca de las críticas que realizó la asociación Madres de Plaza de Mayo a la invitación a empresarios para el acto oficial del 9 de julio.

"Me encanta que el Frente de Todos no tenga un discurso único, eso nos fortalece", destacó.

También explicó que el plan de salida de la pandemia será segmentado "región por región", tanto en el AMBA como en el NOA, NEA, la región pampeana y la Patagonia. En ese sentido, dijo que buscará "fortalecer las economías regionales".

Por último, Fernández pidió que todos tengan "mucha responsabilidad individual" para "contener esto en un marco de mayor amplitud". 

Ciudad de Buenos Aires

Larreta dijo que el los próximos días se implementará un plan de puesta en marcha de la Ciudad.

El jefe de Gobierno ponderó que el R (tasa de contagiosidad) está en 1,05 y que la cantidad de casos en el distrito porteño, los últimos 25 días, está estable entre 900 y 1000.

El plan que pondrá en marcha al distrito contempla varios principios, dijo Larreta, como una concepción integral de la salud, la cuestión de la libertad y la responsabilidad que conlleva, las perspectivas de género y el trabajo junto al sector privado:

Hay seis etapas para el plan, detalló el jefe de Gobierno.

La primera fase durará dos semanas. Se abrirán los comercios de cercanía y se sumarán algunas actividades como peluquerías y el trabajo de los abogados. Se retomará la actividad física a partir del lunes 20 de julio. Se aumentará la cantidad de días por semana de las salidas recreativas para chicos y se habilitará el rezo individual en los templos con un máximo de diez personas. El transporte público seguirá siendo solo para esenciales.

Larreta comentó que a las 17 horas del mismo viernes anunciaría en una conferencia de prensa propia cómo serán las otras cinco fases y las especificidades de cada una.

Provincia de Buenos Aires

Kicillof agradeció a los bonaerenses por el esfuerzo realizado hasta ahora para combatir la pandemia y sostener la cuarentena en la Provincia, pero advirtió que "no es verdad que la humanidad le esté ganando al virus" y que como no hay tratamiento ni remedio ni vacunas "lo único que hay son las medidas de cuidado personal y de aislamiento".

"Vamos a pasar a una cuarentena intermitente", explicó el gobernador. "Estamos en la posibilidad de volver de manera escalonada a la etapa anterior".

En ese sentido, detalló las siguientes medidas:

  • El lunes 20 de julio volverán a abrirse las empresas.
  • El miércoles 22 de julio se reabrirán los comercios barriales
  • El "lunes que viene", por el 27 de julio, se habilitarán las actividades profesionales

Kicillof dijo que las medidas serán detalladas en una conferencia de prensa en la gobernación de La Plata este mismo viernes a las 18 horas.

"Ha habido un intento de instalar que el coronavirus está superado en todo el planeta menos en Argentina, y es exactamente al revés", remarcó el gobernador, y agregó que en varias partes del mundo se debió volver atrás luego de fases de apertura.

"El mundo está aprendiendo a abrir y cerrar de acuerdo a los datos. El problema es que a veces esos cierres se dan por miedo y por pánico, y otras los regula el Estado", dijo Kicillof. "Pero no es la cuarentena, es la pandemia la que genera tanto los problemas sanitarios como económicos", añadió.

"Es desquiciado pensar que se podría descoordinar las estrategias de un lado y otro de la General Paz", remarcó el gobernador.

"Hay una realidad muy heterogénea" en la provincia, agregó Kicillof, y explicó que, mientras que en el interior bonaerense la situación está controlada, "en el tercer cordón hay un caso cada 400 habitantes, en el segundo cordón un caso cada 160, en el primer cordón un caso cada 200 y en CABA hay un caso cada 75 personas"

Además adelantó que se anunciarán más medidas de asistencia para quienes necesiten aislarse.

Kicillof también pidió que "quienes se recuperan (del coronavirus) donen plasma", porque demostró dar muy buenos resultados para el tratamiento de los pacientes, aseguró.

Río Negro

La gobernadora rionegrina Arabela Carreras destacó que la provincia tiene más casos de recuperados que activos y que no hay por el momento riesgo de colapso del sistema sanitario, aunque lamentó que se registraron 53 muertes y que el clima frío aumenta la ocupación.

"Está mayormente flexibilizada la actividad, excepto en el departamento de General Roca", explicó Carreras.

La gobernadora destacó además el acompañamiento del aislamiento y el esfuerzo económico por parte del pueblo rionegrino. También destacó el esfuerzo personal de los trabajadores de la salud en el compromiso de la lucha contra el virus.

Jujuy

El gobernador jujeño Gerardo Morales explicó que tras los primeros infectados a inicios de marzo, Jujuy estuvo tres meses sin casos que sirvieron para fortalecer el sistema de salud, pero al pico de positivos de las últimas semanas que obligaron a que la provincia entera regrese a fase 1.

"Nunca pensé que íbamos a tener casos con la potencia que tuvimos en el último mes", admitió Morales. Detalló que el nuevo brote en la provincia tuvo tres orígenes. Uno de un comerciante que cruzó a la ciudad boliviana de Villazón, otro de una persona que viajó al mercado central del AMBA y otro de un feriante que viajó a comprar ropa a la ciudad saleña de Aguas Blancas.

"En 30 días llegamos a 650 casos, hay que tener mucho cuidado", advirtió el gobernador de Juntos por el Cambio, que en ningún momento de su alocución de quitó el barbijo con el logo del gobierno provincial que llevaba puesto.

"Se escriben muchos protocolos que muchas veces no se cumplen", advirtió Morales, que alertó sobre la necesidad de evitar las reuniones sociales y destacó el decreto que firmó para suspender las reuniones por el Día del Amigo del próximo lunes 20 de julio.

También destacó la disposición para con la provincia del ministro de Salud, Ginés González García.

Chaco

El gobernador Jorge Capitanich anunció que el sábado a las 11 horas informará a los ciudadanos chaqueños las próximas medidas a implementar en el marco de un plan de desescalada que se extenderá por los próximos 45 días con monitoreos cada unos 20 días.

Además, destacó que el 75% de quienes se infectaron ya están recuperados y que el tiempo de duplicación de casos está actualmente en 40 días. También remarcó que el índice R está por debajo de 1 y que se aumentó el número de testeos. "Estamos observando claramente que los indicadores mejoran", resumió.

Capitanich se mostró optimista en resolver el problema si se fortalece el plan Detectar, las medidas de aislamiento y la responsabilidad social. "Venceremos la pandemia, no tenga dudas", le dijo directamente a Alberto Fernández

En ese sentido, destacó "el liderazgo" presidencial y remarcó que "el esfuerzo valió la pena".