El interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio (JxC) fracasó este jueves en su intento de reunir quórum para rechazar el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 457, de ampliación presupuestaria, y realizó declaraciones en minoría.

La bancada opositora reunió 124 legisladores -entre los que estuvieron presentes en el recinto y quienes se conectaron de forma remota- y quedó a cinco del quórum de 129 diputados necesarios para abrir el debate.

Juntos por el Cambio tuvo asistencia perfecta y logró reunir a los 116 diputados propios (53 del PRO, 47 de la UCR, 14 de la Coalición Cívica, 1 de Producción y Trabajo y 1 de Acción Federal) y contó con el respaldo de 4 legisladores del interbloque Federal (Graciela Camaño, Jorge Sarghini, Enrique Estévez y Luis Contigiani), así como del jefe de Unidad Federal, José Luis Ramón y los 2 del FIT, Nicolás Del Caño y Romina Del Plá.

En tanto, el Frente de Todos (FdT) no bajó al recinto por entender que el tema ya fue abordado en la comisión de Trámite Legislativo.

La sesión fue levantada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, luego de que se cumpliera el tiempo reglamentario para dar por fracasado el plenario, tras lo cual se realizaron manifestaciones en minoría.

El objetivo de Juntos por el Cambio era derogar el DNU 457/2020, aprobado el 11 de mayo pasado, el cual autoriza al jefe de Gabinete a reasignar el 100% de las partidas presupuestarias del ejercicio de este año, cuando antes solo podía hacerlo respecto del 5%.

Según los opositores, este decreto otorga "superpoderes" al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que, según afirmó Mario Negri en ese momento, "retrotraen a lo peor de la concentración de poder".

Sin embargo, Santiago Cafiero aclaró luego que el DNU le permite reasignar partidas solamente cuando estas se relacionen a la lucha contra el coronavirus. "No se trata de 'superpoderes'. En momentos extraordinarios, necesitamos un Estado activo y flexible para poder proteger a todas y todos los que habitan este territorio", proclamó el jefe de ministros hace dos semanas.

Al iniciar el debate en minoría este jueves, el diputado del PRO Pablo Tonelli aseguró que con el decreto "lo que se pretende es alterar el sistema de reparto de poderes", al sostener que se trata de una "atribución del Congreso" y dijo que esa medida "está reñida con la letra de la Constitución".

“Básicamente hoy dejaron sin quórum a la democracia”, afirmó el jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo, quien aclaró que no se le podía reprochar al oficialismo “tener la misma idea que su presidente, que es dejar a este Congreso sin la posibilidad de hacer el control necesario del Presupuesto".

En tanto, Negri consideró que la ausencia del oficialismo "es parte del juego" pero cuestionó a los diputados de la oposición que estuvieron ausentes y advirtió que con el DNU del Poder Ejecutivo "retrocedemos 13 años y no hacía falta".

La sesión especial se realizó una semana después de que Juntos por el Cambio fracasara en su intento de incluir -en la última sesión- el tratamiento del cuestionado DNU a partir de un apartamiento del reglamento.

El Frente de Todos argumentó que la comisión bicameral de Trámite Legislativo ya emitió dictamen de respaldo a ese DNU, con las nueve firmas (sobre 16 totales) de los representantes del FdT.

Una vez concluidas las expresiones en minoría, Massa dio por terminado el debate y cerró el plenario con un mensaje para la bancada opositora que había cuestionado el funcionamiento virtual del cuerpo: "Quiero agradecerles a todos los diputados que hoy no tuvieron ningún problema para conectarse y poder utilizar este sistema, aun aquellos que eran muy críticos”.