Tras el accidentado simulacro de sesión virtual en Diputados, el Senado realizará este viernes una prueba del sistema que usará para sesionar de forma remota el próximo miércoles. La vicepresidenta y titular de la Cámara, Cristina Fernández, y el resto de las autoridades del cuerpo, participarán desde el recinto, mientras los demás legisladores lo harán desde dependencias oficiales o sus hogares. 

Los senadores fueron citados al mediodía para un primer ensayo y, a las 16, se realizará otro al que se sumará la vicepresidenta. La idea es llegar a la sesión del 13 de mayo sin mayores inconvenientes para tratar la veintena de DNU que el presidente Alberto Fernández firmó durante la pandemia de COVID-19.

A diferencia del simulacro que la Cámara Baja realizó el miércoles último, que fue televisado y difundido por Diputados TV, el del Senado será cerrado al público.

Sólo las autoridades del Senado podrán ingresar al hemiciclo, al igual que el personal afectado a la realización de la sesión. El resto de los legisladores participarán de forma virtual desde organismos oficiales o desde sus hogares. La validación de la identidad de los senadores estará a cargo de oficiales del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) que también estarán en el organismo oficial o el domicilio.

Según el decreto parlamentario, el sistema de votación "será realizado por los medios electromecánicos desarrollados al efecto conforme al artículo 205 del reglamento de la Cámara", el cual señala que "todo proyecto de ley se vota (...) por medios electromecánicos o nominalmente a fin de permitir registrar la forma en que ha votado cada senador". De modo de que los senadores votarán desde un sistema instalado en sus computadoras y la Mesa de Autoridades presente en el recinto "informará verbalmente el nombre, sentido del voto y resultado de la votación, pudiéndose corregir el sentido del voto verbalmente en caso de no corresponderse con la voluntad del senador o senadora".

Además, se estableció que la sesión tenga una duración máxima de seis horas para mantener la garantía de "seguridad y calidad técnica" mientras que deberán reservarse 30 minutos para la votación, aunque en caso de desperfectos se llamará a cuarto intermedio.

En tanto, en Diputados esperan que la capacitación a los legisladores, que se reforzó entre este jueves y este viernes, ayude a resolver los problemas que se presentaron el miércoles pasado durante la prueba piloto de la sesión telemática. Sin embargo, desde el interbloque de Juntos por el Cambio solicitaron que se avance con una sesión presencial la semana próxima en un espacio más amplio, como el CCK o el Teatro Colón, hasta que sea posible poner en marcha la sesión mixta.

"El interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio reitera la necesidad de sesionar en forma urgente para poder tratar las iniciativas que buscan soluciones a la situación del país desatada por la pandemia del Covid 19. Insistimos en que se habilite el funcionamiento presencial, tomando los recaudos sanitarios pertinentes, hasta tanto el sistema a distancia esté listo", señalaron a través de un comunicado los bloques de PRO, la UCR y la Coalición Cívica.

Puja por la banca de Larroque

Personalidades de la política y de la cultura presentaron una carta al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en la que exigen que se respete la representación de las mujeres en la Cámara baja y se avale la asunción de la dirigente de Barrios de Pie Natalia Souto en reemplazo de Andrés Larroque. La carta plantea que no se concrete ninguna jura "hasta que se expida laJusticia" acerca de quién debe ocupar la banca de Larroque, designado ministro de Desarrollo de la Comunidad en la provincia de Buenos Aires. Según trascendió, en lugar de Larroque asumiría el concejal de Pergamino, Lisandro Bormioli.