El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, trazó este martes un paralelismo entre los jóvenes que veranean en la Costa Atlántica y quienes a la misma edad combatieron en la guerra de Malvinas, en tanto que advirtió que la policía no será "babysitter de nadie".

"Quiero dar un mensaje a los jóvenes. Soy de la generación del '62, muchos estuvimos cuatro meses en una trinchera, con un fusil al hombro, congelados, y a ninguno se le ocurría ir a bailar o protestar porque no podía salir", aseguró el funcionario en una conferencia de prensa que compartió con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en San Bernardo.

En ese sentido, recordó que la generación de los soldados de Malvinas asumieron "la responsabilidad de velar por los intereses de la Patria", y destacó que "hoy la juventud tiene la oportunidad de velar por los intereses de los argentinos, asumir el compromiso de llevar la tranquilidad de que vamos a poder seguir con la temporada" de verano.

"Lo hacemos para cuidar el trabajo, la producción, la salud de los vecinos, por eso ojalá que (la juventud) se ponga a la cabeza de esta patriada", concluyó.

Toque de queda sanitario 

Por otra parte, negó que la Policía bonaerense vaya a ponerse al frente del operativo de control del protocolo sanitario en la Costa Atlántica.

"No vinimos a la Costa con más de 6 mil, 7 mil hombres y mujeres, que estuvieron trabajando, exponiéndose a los lugares donde el coronavirus castigó fuerte, para hacer de babysitter y controlar lo que la responsabilidad social debe asumir", resaltó.

En este sentido, confió en que "la responsabilidad social va a ir ascendiendo y podremos transitar este período vacacional con las fuerzas de seguridad encargándose de problemas de seguridad".

Para Berni, "la sociedad debe ayudar al Estado a transitar estas vacaciones", en tanto que remarcó que "cada uno debe cumplir el rol que le compete".