Los casos de Covid-19 positivos de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y del diputado provincial Alex Campbell llevaron a que varios referentes de Juntos por el Cambio se realizaran el test debido a la cadena de contactos de los dos primeros.

El primero en descartar un posible contagio fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que se realizó el hisopado apenas supo que Vidal, con quien se reunió el pasado viernes en la sede gubernamental de Parque Patricios, había dado positivo tras haber estado con Campbell.

Pero de aquel encuentro en Parque Patricios también participaron el senador Martín Lousteau y el ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, que fue el único de los dos que concurrió ayer a hacerse el hisopado.

En el entorno de Lousteau explicaron a NA que en la reunión "estaban a por los menos tres metros uno de otro" y que al senador "hasta le han dicho que ni siquiera contaba como contacto estrecho", aunque afirmaron que "si hay recomendación médica de hisopado, lo va a hacer".

Luego está la cadena de contactos de Campbell, quien se había hecho el test luego de conocer el caso del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, ya que había estado reunido con el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, muy cercano al jefe comunal.

Si bien Otermín confirmó días atrás que su test había dado negativo, el resultado positivo que arrojó el hisopado de Campbell puso en alerta a los diputados provinciales Maximiliano Abad y Daniel Lipovetzky, por haber participado también de aquella reunión.

Tanto Abad, dirigente radical que aspira a la presidencia de la UCR bonaerense, como Lipovetzky, que integra el ala moderada del PRO, confirmaron a Noticias Argentinas que también se sometieron al test y que están a la espera de los resultados.

La cadena de contactos estrechos es clave en el rastreo del virus según advierten los especialistas y las autoridades del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que desde hace varias semanas trabajan en el rastreo de casos en el conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires.

El primer caso positivo que se registró entre los dirigentes políticos de esa región fue el de Insaurralde, el pasado viernes, y le siguieron Campbell y Vidal. Todos ellos obligaron a distintos referentes y autoridades a someterse a pruebas y seguir muy de cerca el tema.

"A María Eugenia la veo asiduamente por el trabajo, ella es nuestra jefa política en la provincia. Yo me hice el test por Otermín y a él le dio negativo. A mi mujer también le dio negativo. Los infectólogos no te dicen cuándo te contagiaste", sostuvo Campbell.