El encuentro en la residencia de Olivos significó la reaparición pública de la vicepresidenta Cristina Fernández, en un lugar protagónico, ubicada en la mesa entre el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán. En su mensaje a los gobernadores y al país, Fernández mencionó varias veces la participación de la vicepresidenta e indicó que habló con ella sobre "la oportunidad para construir un país más justo". "Hablábamos con Cristina y con (el gobernador de Chaco, Jorge) Capitanich, tal vez esta sea la oportunidad para construir un país más justo", señaló el mandatario. Y luego volvió a mencionarla cuando recordó: "Recién nos reíamos con Cristina, porque el discurso del 1 de marzo no quedó nada, parece viejísimo" el discurso que pronunció en la apertura de sesiones ordinarias.

En tanto, quien estuvo ausente en Olivos pero participó por videoconferencia, fue el gobernador bonaerense Axel Kicillof, figura recurrente en los encuentros de alto nivel. Kicillof permaneció retirado y se realizó el test del Covid-19 luego de haber estado en un hospital donde algunos trabajadores contrajeron el virus, aunque finalmente se confirmó dio negativo.