Un nuevo capítulo vuelve a sumar tensiones entre el oficialismo y la oposición. El senador Esteban Bullrich denunció anoche en un programa de televisión que hubo "fraude y clientelismo" en las PASO de 2019 donde la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner obtuvo 15 puntos de diferencia sobre Mauricio Macri. 

La tensión política con Cambiemos parece fogonearse desde un solo lado. Incluso desde un sector de Juntos por el Cambio. Así lo piensa un grupo del oficialismo que se ocupa de atajar cada golpe que intenta la oposición. "Es raro un fraude de la oposición", analizaron desde el Gobierno. 

Durante el proceso eleccionario no hubo denuncias ante la Justicia de un supuesto fraude en las PASO del 11 de agosto del año pasado. Pero Bullrich aseguró que "claramente cuando uno ve los números y analiza en detalle la  PASO con la elección de octubre claramente hubo un fraude muy grande".

El Gobierno en ese momento estaba a cargo de Macri, con la responsabilidad de llevar adelante un escrutinio. Hubo denuncias de parte de la oposición por la contratación de la empresa venezolana, Smartmatic, a cargo del proceso de recuento de votos. Antes de las PASO, el ex precandidato a jefe de gobierno porteño por el Partido Dignidad Popular, Leonardo Martínez Herrero, realizó una presentación judicial por presunta “defraudación contra la administración pública”. Por ahora es la única causa que avanza en la Justicia por irregularidades en las internas abiertas simultáneas y obligatorias.

La Casa Rosada salió a cruzar al legislador por sus duras acusaciones. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, apuntó a la oposición de "romper un consenso básico de la democracia" por afirmar que hubo fraude en las PASO.

"¿ Fraude? Deslegitimar elecciones que fueron transparentes y reconocidas por todas las fuerzas es romper un consenso básico de la democracia", afirmó el funcionario desde su cuenta de Twitter.

El jefe de Gabinete señaló además que "el Senador @estebanbullrich no soporte el resultado no es motivo para desconocer el procedimiento".

Un sector del oficialismo considera de poco peso las declaraciones del senador, y que son parte de una afirmación individual que no representa a Juntos por el Cambio. "No nos parece que esa sea una línea de debate que piensen plantear", señalaron a este medio desde el kirchnerismo, que destaca al ala más dialoguista de la oposición.

Fuentes cercanas al oficialismo calificaron como "incoherente" el cuestionamiento de Bullrich. Por otro lado, un especialista en elecciones dijo a este medio que las afirmaciones del ex ministro son "incosistentes". Otro de los términos utilizados por el Frente de Todos para calificar al senador fue de "irresponsable".

La única voz hasta ahora que se refirió al tema fue la de Cafiero. La jornada traerá seguramente más rechazos.