Un día después de que la cadena Falabella anunció el cierre de cuatro locales y su intención de irse de la Argentina, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, consideró este martes que en el país no existe una causa económica para que se vayan las compañías y que la salida de la marcha chilena se debe en cambio a "decisiones empresariales". 

Moroni formuló esas declaraciones luego de que Falabella y su subsidiaria Sodimac anunciaran que buscan un socio estratégico para reducir su exposición en el país y que cerrarán cuatro de sus locales ubicados en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

"Yo no veo que haya una situación particular de la Argentina que provoque la salida de empresas, sino que son decisiones empresariales tomadas por algunos motivos", afirmó el funcionario al opinar sobre las compañías que deciden irse, como la aerolínea LATAM.

El funcionario dijo que si bien "hay empresas que se están retirando del país", el "consumo sigue funcionando razonablemente bien y la industria está repuntando".

Con sus declaraciones, el ministro rechazó indirectamente las críticas al Gobierno que formularon opositores como la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

"Falabella, Basf, Sekurit, Fabre, Latam son sólo algunas de las empresas que bajan la persiana y dejan a miles de empleados en la calle. Presidente, su estrategia está llevando el país a la ruina. Es necesario que la cambie. No se trata de grieta, sino de conciencia social", afirmó Bullrich el lunes en su cuenta de Twitter.

Al mencionar el caso de LATAM, Moroni señaló que la compañía aérea también "está en un proceso de lo que se llama capítulo 11 en Estados Unidos que es un proceso concursal".

"No es que decidió retirarse solamente de la Argentina, sino que está en un proceso muy especial la compañía y, entre esas decisiones, decidió cancelar parte de la operación en la Argentina", dijo el funcionario.

El titular de Trabajo agregó que "en cuanto a las otras empresas creo yo que juntamos cosas que son distintas".

"Argentina, en rigor, en comparación con gran parte de los países ha tenido menos pérdida de empleo que todos nuestros países vecinos", aseguró.

Moroni agregó que "incluso el informe de la Unión Industrial Argentina da algo parecido a lo que nosotros veníamos mostrando a través de nuestros indicadores laborales, donde vemos que el empleo industrial está creciendo".

Además de las empresas chilenas Falabella y Sodimac, las compañías BASF, Axalta, Saint Gobain Sekurit, Pierre Fabré, Nike y Gerresheimer ya habían anunciado cierres de plantas, reducción de negocios y hasta mudanzas a Brasil.