Mientras la empresa Latam cumplió el primer paso en la diligencia del Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) ante el ministerio de Trabajo de la Nación continúan las repercusiones sindicales por la decisión de esa compañía para dejar de operar en el país.

La Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), que lidera Juan Pablo Brey, solicitó "una urgente audiencia" con el ministro de Transporte Mario Meoni y su par de la cartera laboral Claudio Moroni, ante la alternativa de despido para más de 1.700 trabajadores.

Desde la AAA, que no integra el bloque gremial aeronáutico que se pronunció en las últimas horas con suma dureza respecto a Latam, Brey sostuvo que "una vez más y, como fue y es su costumbre, Latam procura que recaiga en los sindicatos de la actividad y en los trabajadores una supuesta responsabilidad ante la medida patronal, que no dudó en dejar en la calle a más de 1.700 empleados".

Además recordó que los tripulantes de cabina estuvieron siempre "de forma amplia dispuestos" a negociar la continuidad de las fuentes laborales, y fueron "siempre plenamente conscientes del actual contexto", en el marco de la pandemia.

"Nunca a lo largo de ese proceso fue intención de la compañía entablar una negociación y alcanzar acuerdos, como ocurrió con otras aerolíneas también en problemas. Latam aprovecha de manera inescrupulosa la situación", enfatizó.

No fue la única expresión respecto del conflicto que estalló ayer. Desde UPAL (Unión de Pilotos de Aviadores de Latam) Fernán Aras manifestó que también reclamarán su participación en el proceso del PPC, el cual además de requerir toda la documentación en cuanto a la situación de la empresa, comprende la participación de organizaciones gremiales como la citada y el bloque aeronáutico.

A la hora de reivindicar el derecho a tratar de sostener “la continuidad de la fuente de trabajo” sostuvo que APLA, la asociación de Pilotos que lidera Pablo Biró, “posee una mínima cantidad de afiliados” dentro de Latam.

En declaraciones al programa “Hola Chiche” de Radio Colonia, el dirigente de UPAL reivindicó la dinámica de esa organización y reseñó que en la previa a la decisión de cesar sus operaciónes en la Argentina Latam había ejecutado una poda salarial del 50%.

Se recordará que UPAL es una unión que surgió como parte de los sindicatos por empresa que aún con divergencias internas, el gobierno de Cambiemos validó durante su gestión en simultáneo con su friccionada relación con los sindicatos tradicionales. Por otra parte en ese mismo ámbito ironizaban, a la hora de analizar el conflicto de Latam, que la relación entre funcionarios del Gobierno anterior y los sindicatos por empresa que también abarcaron a algunas de las low cost “no sólo existió en los últimos años sino que continúa a través del tiempo”.