El Gobierno argentino sigue minuto a minuto la expansión del coronavirus, luego de que se conociera que un argentino contrajo la enfermedad en un crucero varado en Japón.

El ministerio de Salud, a cargo de Ginés González García, dispuso medidas para dar respuestas en caso de que la epidemia ingrese al país. El funcionario mantuvo hoy una reunión interministerial con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Casa Rosada con el objetivo de informar y coordinar “un discurso común”.

Desde el Ejecutivo buscan llevar un mensaje de tranquilidad a la población. “La situación es estable”, aclaró Ginés al salir de Balcarce 50. La información epidemiológica que maneja la cartera es que no hay que alarmarse, pese a que en el mundo se registraron más de 630 muertos.

El análisis de la enfermedad viral que hacen las autoridades sanitarias es que “hay datos alentadores” porque bajó la cantidad de decesos pese a la gran aumento de los casos de enfermedad. “Disminuyeron los casos nuevos y eso es bueno. Es un buen síntoma”, explicó Ginés.

La preocupación en la Argentina comenzó a crecer cuando se conoció hoy el primer caso de contagio latinoamericano, que es argentino. Viajaba en un crucero que se encuentra amarrado y en cuarentena en la ciudad japonesa de Yokohama desde el miércoles. El paciente fue trasladado a un hospital de la zona para su tratamiento.

Queremos tranquilizar a la gente. Tenemos todas las herramientas en caso de que se detecte algún caso. Hasta ahora el sistema ha respondido bien”, informó el ministro. El argentino es el único conocido hasta ahora. En la embarcación viajan otros pasajeros también procedentes de nuestro país, pero no hay manifestado la enfermedad.

Ante la masividad de información mundial sobre el coronavirus, el Ejecutivo realiza reuniones semanas para seguir de cerca todos los detalles. Hay una perspectiva muy positiva de la Argentina. “La situación es mejor que otros países. Estamos muy lejos de China y no hay vuelos directos”, explicó el titular de la cartera.

La trasmisión de la enfermedad es persona a persona por eso la utilización del barbijo. Por la incertidumbre sobre los productos provenientes de China, las autoridades señalaron que el virus se muere después de 10 horas en el caso de que sea trasladado en una carga. “No hay posibilidad de contagiarse”, sostuvieron desde Salud. Si bien no hay prohibición de viajar al país asiático, los responsables del área aconsejan evitar hacerlo.