El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, lanzaron en Tucumán la Tarjeta Alimentar, destinada a familias vulnerables, en el marco del plan Argentina contra el Hambre, que implicará una inversión de 350 millones de pesos en la provincia. El programa significará una inversión de 350 millones de pesos, que beneficiará a unos 130 mil niños (menores de 6 años), con la entrega de 70 mil tarjetas en Tucumán. Arroyo explicó los terceros viernes de cada mes se depositará el dinero permitiendo que familias tucumanas compren sus alimentos en los almacenes del barrio, en los comercios y en las ferias “promoviendo un gran plan de trabajo para la agricultura familiar”.