La implementación de la tarjeta alimentaria se adelantó y ya tiene lugar de desembarco: la ciudad entrerriana de Concordia será la primera en implementar la medida. El secretario de Economía Social, Daniel Menéndez, explicó que este anticipo se debe a la "difícil situación" del país" en tanto que el Gobierno de Alberto Fernández advirtió "la necesidad de instalar la política contra el hambre como una política de Estado".

Luego de Concordia, el beneficio comenzará a aplicarse en el Conurbano bonaerense en los primeros días del 2020.

¿Cómo funcionará?

La tarjeta se cargará la tercer semana de cada mes con $4000 para madres con un hijo o hija menor de seis años, y con $6.000 para quien tenga más de uno o una. 

El sistema funcionará a través del sistema Postnet y "se va a ir trabajando en cada localidad para que los pequeños comercios puedan acceder a éste" y se apunta a que "el titular de derechos que percibe la tarjeta pueda tener cercanía" con los comercios, puntualizó.

El plástico no tendrá nombre y la emitirá el Banco Nación. Se podrá utilizar únicamente para la compra de alimentos y bebidas, excepto las alcohólicas, en cualquier almacén, supermercado o comercio y no podrá usarse para retirar dinero de un cajero.

Esta tarjeta no anula otros planes o subsidios sino que se sumará a los otros ingresos que reciba la población alcanzada por el programa, sea la Asignación Universal por Hijo ( AUH), un plan social nacional o provincial o cualquier otra retribución.

¿Quiénes la recibirán?

Los beneficiarios serán mujeres embarazadas a partir de los tres meses, madres y padres con hijos de hasta 6 años y personas con discapacidad. Se estima que el alcance sea de entre 4 y 6 millones de personas.

¿Cómo recibo la tarjeta alimentaria?

Los usuarios de la tarjeta alimentaria no deberán tramitarla ni inscribirse sino que será el Estado quien las distribuya vía correo a las familias beneficiadas.