Cuando sólo falta un mes para el recambio político, tanto la transición presidencial, como la bonaerense, quedaron en suspenso luego de los primeros contactos entre los equipos técnicos de cada espacio. En la alianza Cambiemos aseguran que tienen a disposición toda la información requerida y responsabilizan al Frente de Todos por dilatar los tiempos, sin embargo desde el peronismo ponen en cuestión el discurso del oficialismo.

Los intercambios de mensajes y llamados telefónicos entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y quien suena como su sucesor en el cargo, Wado De Pedro, son moneda corriente desde que Alberto Fernández ganó las elecciones el 27 de octubre último. También el segundo de esa cartera, Sebastián García De Luca, está en contacto con el diputado nacional kirchnerista, así como con otros dirigentes de esa fuerza política. En medio de tantos buenos gestos y formalidades, lo único pendiente son las reuniones a nivel ministerial para concretar el traspaso.

Desde el Gobierno nacional se mostraron confiados en que la transición será "ordenada" y subrayaron que la principal dificultad para profundizar las conversaciones obedece a que "en el Frente de Todos aún no definieron el Gabinete, ni siquiera saben cómo quedará la estructura de cada ministerio, por lo que hasta el momento no solicitaron reunión alguna".

El coordinador de los equipos técnicos del Frente de Todos, Nicolás Trotta, planteó días atrás a Radio Con Vos que "no ha habido un esquema de plena colaboración del gobierno saliente". "El informe que presentó la jefatura de Gabinete esta alejado de la realidad que atraviesa la Argentina", remarcó el rector de la UMET, en alusión al texto titulado "Ocho puntos sobre la economía", ideado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Algo similar sucede con la transición en la provincia de Buenos Aires, donde el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y Carlos Bianco, uno de los principales asesores económicos del gobernador electo, Axel Kicillof, se reunieron la semana pasada.

Fuentes del Frente de Todos señalaron que Bianco acordó con Salvai que una vez que el gobierno de María Eugenia Vidal brindara las respuestas sobre cada tema, coordinarían los encuentros por áreas. La idea original era empezar con las mesas de trabajo el lunes pasado, algo que finalmente se pospuso. "Sin esa información son reuniones de café y no hay tiempo para eso, tenemos que constatar cuál es la real situación de la provincia", dijeron desde el entorno de Kicillof.

En el Poder Ejecutivo bonaerense admitieron que aún no tienen toda la información solicitada -que aseguran terminarán de "completarla en estos días"-, pero plantearon que "las reuniones no se hicieron porque en el kirchnerismo todavía están armando los equipos", algo que fue desmentido de manera categórica desde el Frente de Todos.

Más notas de

Gabriela Vulcano

Fernández trazó sus objetivos y anunció la intervención de la AFI y una reforma judicial

Fernández recibe el bastón de mando, su discurso estuvo lleno de alusiones a la unidad nacional

Macri se despidió sin estridencias y en la Rosada algunos soñaban con la vuelta

Macri se despide del personal de la Rosada

Juntos por el Cambio suma deserciones y tensión

Ansaloni pasó a Unidad Federal para el Desarrollo

Macri defenderá logros y justificará errores en un balance final de gestión

El Presidente no hizo cadena nacional en sus cuatro años de gestión

Monzó lanza su armado en provincia y le disputa el liderazgo a Vidal

La postal legislativa dejará de ser sinónimo de Monzó

Vidal evita confrontar con Macri, pero se prepara para armar su bloque de poder

Vidal encabeza una fluida transición en provincia

Derogan hoy la resolución de Rubinstein y esperan que se vaya sin que lo echen

El gabinete debatió el escándalo final de la gestión Cambiemos

Macri deroga el nuevo protocolo sobre aborto no punible publicado horas antes por Rubinstein

Macri finaliza su gestión con nuevos focos de tensión interna

Juntos por el Cambio se acomoda a los deseos de Macri en la Cámara baja

Ritondo presidirá el bloque PRO y el interbloque

Macri prepara su despedida con la plaza del 7-D en busca de cimentar su liderazgo opositor

El presidente quiere replicar la movilización