La pax legislativa no tuvo un buen debut. En su primera jornada, el Frente de Todos volvió a avanzar con la revisión de un decreto de la gestión anterior en el Congreso y se generó una fuerte discusión con Juntos por el Cambio, que calificó la acción como "ilegal" y se desconectó del debate.

La pelea se produjo en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo que se encarga de dictaminar sobre los decretos de necesidad y urgencia (DNU) y empañó el entendimiento al que habían arribado los legisladores de Juntos por el Cambio con el Presidente para bajar la conflictividad.

El decreto que dio origen a la pelea fue el 1053 de 2018 que firmó el entonces presidente, Mauricio Macri, que modificó el presupuesto de ese año para, entre otras cosas, compensar a las distribuidoras de gas por las variaciones del tipo de cambio, y que ya había sido dictaminado por la comisión.

El diputado oficialista Macros Cleri, presidente de la Bicameral, defendió la posibilidad de volver a tratar el decreto -como se hizo en los últimos meses con varios DNU de Macri-, pero su par de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli cuestionó el procedimiento y advirtió que está "al borde de la ilegalidad".

Tonelli sostuvo que "es un sin sentido" volver a dictaminar sobre un decreto que ya tiene dictamen de esa comisión y que, según aseguró, "no está vencido", por lo que todavía se puede tratar en el recinto. "No hace falta volver a dictaminar, el actual oficialismo podrá votar por la invalidez", indicó el diputado del PRO tras solicitar que el DNU 1053/18 fuera retirado de la comisión, a lo cual el oficialismo se negó.

La senadora del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti respaldó los argumentos de Cleri y evaluó que "nada impide que se pueda volver a dictaminar si no se votó en el pleno".

Si bien los legisladores mantuvieron la compostura (a diferencia de reuniones anteriores con discusiones similares), la oposición reprochó la actitud del oficialismo por "generar tensión". En este sentido, la senadora jujeña Silvia Giacoppo expresó su molestia por considerar que el Frente de Todos le pide "bancarse la minoría" a los opositores sin "entender razones legales".

Luego de que la propuesta de Tonelli de retirar el DNU de Macri del temario de la comisión perdiera la votación, los diputados y senadores de Juntos por el Cambio se desconectaron de la reunión remota y dejaron al oficialismo en soledad.

Fernández Sagasti tomó entonces la palabra y señaló: "La actitud de la oposición de que cuando 'no me gusta lo que sucede me retiro' es la actitud de los chicos cuando dicen 'no me gusta el partido y me llevo la pelota'".
"Piden diálogo y el diálogo que piensan es sólo el que impongo lo que pienso como oposición", agregó la mendocina, que el lunes participó de la reunión por videoconferencia entre el Presidente y los referentes de Juntos por el Cambio en el Congreso.

El mes pasado el ala kirchnerista del Frente de Todos también avanzó con el tratamiento de decretos de la gestión anterior que ya habían sido dictaminados por la Comisión Bicameral, lo que ya había generado tensiones entre el oficialismo y la oposición.