Todavía faltan varios meses para las elecciones legislativas que renovarán las bancas del Congreso, y el Frente de Todos aparece liderando las encuestas de intención de voto, pero con la particularidad de que no hay definidos candidatos.

El Gobierno nacional se prepara a enfrentar una contienda nueva con la oposición cuando hace un año le ganó la elección presidencial. En las oficinas de la Casa Rosada y de la gobernación en La Plata comienzan a circular nombres de candidaturas donde el oficialismo tendrá la mayor apuesta en la provincia de Buenos Aires.

Cuando sectores de la oposición presionan por una ruptura entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, la mesa chica política diseña en forma sigilosa la estrategia electoral. Cada sector de la alianza política buscará ubicar a su candidato en el mejor lugar de las listas.

Por un lado, el Presidente y la vicepresidenta tendrán la lapicera de diagramar las nóminas de las candidaturas. Otra ala del oficialismo, representada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, "podrá lo suyo”, vaticinan fuentes oficiales.  También negociarán sus lugares La Cámpora y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Desde la Casa Rosada como desde La Plata buscan dejar un mensaje unificado y remarcar que “por ahora no es tema las elecciones del año que viene”. “Nadie está pensando en las candidaturas ni en los nombres”, recalcó un funcionario cercano al Presidente.

Hay una línea clara en la que se priorizará el momento de la gestión en lugar de pensar con tanta anticipación en las elecciones del año próximo. “Vamos a ser el gobierno de la unidad, de la vacuna y de la recuperación económica”, resaltaron en Balcarce 50. Esa es la trilogía que buscará el gobierno de Alberto Fernández para recuperar la gestión tras la crisis que dejará la pandemia y ganar las elecciones 2021. Los ministros del gabinete fueron instruídos para trabajar en esos tres ejes.

Del otro lado, Juntos por el Cambio tiene el dilema interno entre la puja entre el ex presidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ex gobernadora María Eugenia Vidal. La lista de postulantes de la oposición también es una incógnita por las diferencias internas, pero parecerían estar un paso adelante del oficialismo. “Claro que la oposición tiene que preocuparse por la estrategia electoral. Perdieron hace un año. Nosotros tenemos que gestionar”, reflexionaron en el entorno presidencial.

“Gestionar para ganar”, será el lema del oficialismo. Los nombres que circulan “son papel picado”, analizan en la mesa política del Frente de Todos. “Los que tiran nombres es para desgastar”, insistieron. Las mismas fuentes aseguraron que “hasta 90 días antes de las elecciones no se va a hablar en serio de nombres”.

La fecha está vinculada directamente con el cronograma basado en la ley electoral. El artículo 20 de la ley 26.571 de democratización de la representación política establece 90 días antes de las PASO como tiempo límite para efectuar la convocatoria a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

Aún hay mucho tiempo y tela para cortar. Los candidatos se irán definiendo, pero¿quien estará al frente de la campaña electoral?