La exdiputada y líder de la oposición, Elisa Carrió, acusó la vicepresidenta Cristina Fernández de "hacer un negocio de los rusos" por la vacuna  Sputnik V y ratificó el pedido de información a las autoridades nacionales y a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ( Anmat) por el fármaco del Centro Gamaleya. 

"El gobierno nacional no ha tenido la más mínima seriedad en el tema de la vacuna. Jamás me la pondría porque no hay información clara. Ha sido un negocio entre Cristina Kirchner y los rusos", advirtió la fundadora de la Coalición Cívica durante una entrevista este jueves en TN.

En otra muestra de relanzamiento de su vida política y con la confirmación de que "está dispuesta a ser gobernadora en la provincia de Buenos Aires", Carrió volvió a mostrar su rechazo a la estrategia de vacunación implementada por el Gobierno ante la pandemia de coronavirus. 

"Es una imposición de Cristina a Alberto Fernández", insistió la exdiputada para luego repasar la denuncia y el pedido de información que impulsó contra el ministro de Salud, Ginés González García y las autoridades de la Anmat.

"Hicimos los pedidos de interpelación a Ginés González García y una denuncia contra él y la Anmat. Cuando la desconfianza es tal y se juega con la salud de los argentinos es todo tan poco serio...", lamentó Carrió. 

La exposición judicial está radicada ante el Juzgado Criminal y Correccional Federal 12, y abarca también a "cualquier otro funcionario que hubiera participado en gestiones, contratación y firma de contratos con el gobierno de Rusia, para la reserva, adquisición y comercialización de la vacuna Sputnik V".

"Los chinos y rusos se están peleando por inversiones en el territorio argentino. Estamos en una alianza geopolítica muy peligrosa", sentenció la referente opositora.