Tras la votación en la Cámara de Diputados, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ofreció una conferencia de prensa rodeado por todo su gabinete  y afirmó que existe "intencionalidad política" en la quita de fondos y denunció que buscan "someter" y "quebrar" al distrito.

Larreta reiteró que acudirán a la Corte Suprema de Justicia para que declare inconstitucional tanto el Decreto que le recortó fondos en septiembre, cómo también esta iniciativa en el Congreso si se transforma en ley luego de retornar al Senado con cambios desde la Cámara Baja. 

Al respecto, le pidió al Máximo Tribunal que "defina cuanto antes" sobre la primera presentación del decreto presidencial de septiembre porque -advirtió- hay que "restablecer el federalismo que se quebró" y además "cada día que pasa" a la Ciudad le "están sacando 10 mil millones de pesos".

La decisión se tomó luego de los reclamos por parte de la Policía Bonaerense hace tres meses que alcanzaron las puertas de la Quinta de Olivos. En un repudio generalizado de todo el arco político y frente a intendentes, el presidente, Alberto Fernández, recortó lo que consideraba un exceso de fondos en el traspaso de las fuerzas federales a la Ciudad y lo transfirió a la Provincia para pagar salarios. 

"Esto tiene nombre: es intencionalidad política. No hay otra forma de llamarlo. Pero no cuenten conmigo para profundizar esa grieta, yo no voy a profundizar la división", indicó Rodríguez Larreta en una conferencia de prensa que brindó en la sede de la administración porteña en el barrio de Parque Patricios.

El jefe de gobierno estuvo acompañado por el vicejefe, Diego Santilli, la mayoría de sus ministros y diputados y senadores nacionales por la Ciudad de Juntos por el Cambio, a quien les agradeció el apoyo para intentar revertir la poda de recursos.

"No solo que se aumentó el monto que nos sacan, sino que es discrecional. Hoy se consolidó el avance", inició su discurso Rodríguez Larreta, quien insistió: "Nos quieren hacer arrodillar”, graficó el funcionario.

El mandatario porteño describió que desde "la decisión intempestiva e inconsulta del 9 de septiembre, de quitarle fondos a la Ciudad a través de un decreto", la Ciudad "dejó de recibir 150 millones de pesos diarios, que para fin de año va a ser de 13.000 millones de pesos y para el próximo año, 53.000 millones de pesos".

"Esto era solo con el decreto. Y ahora le hacen más daño a la Ciudad con la ley, que nos sacan 12.000 millones más. El gobierno aceleró contrarreloj y a las apuradas tanto el tratamiento en comisión como el llamada a la sesión para el último día hábil de sesiones ordinarias. No hay antecedentes de tanta premura ni tanta improvisación", apuntó.

Larreta también se refirió a los comentarios de Fernanda Vallejos, diputada del Frente de Todos, en Twitter, donde expresó que la autonomía de la Ciudad es “reversible”. “¿Esto qué quiere decir? ¿Qué quieren sacarle la Policía a la Ciudad? ¿Quieren sacarla para que barrabravas tomen la Casa Rosada, como el otro día?” concluyó el jefe de gobierno.