El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que están "evaluando día a día los datos" de la evolución de la pandemia y afirmó que "si los casos se complican, habrá que ir atrás" en las fases del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Como ejemplo, citó que el viernes había 141 camas de terapia intensiva ocupadas con enfermos de Covid, y el lunes ya había 179.

En este marco, agregó que es necesario determinar si esta evolución es "una tendencia" y, en caso de serlo, "evaluar si se vuelve atrás", en cuanto a las restricciones para mitigar la circulación del virus.

Según explicó, los datos que se analizan son "el nivel de contagios y la ocupación de camas de terapia intensiva", ambos en incremento en la última semana, para determinar si el riesgo es mayor y se requieren mayores restricciones a la circulación de gente.

"Si tomás la úlitima semana es preocupante la situación. En eso coincidimos la Ciudad, la provincia y el Gobierno nacional en la reunión que compartimos el lunes", dijo, y agregó que acordaron "ir evaluando esos datos" mencionados -nivel de contagios y camas disponibles- "y si en algún momento los casos se complican, volveremos atrás". Rodríguez Larreta dijo que en la Ciudad apuestan también al plan Detectar, que ya recorrió siete barrios porteños para determinar si hay casos positivos de Covid-19 y, en ese caso, se los aisla en hoteles que tienen disponibles, y se toman medidas también con todos los que tomaron contacto con ese paciente.

"Cuando se tome la decisión, vamos a comunicarlo. Tenemos que ser muy precisos, aún estamos viendo la evolución de los casos con Nación y provincia", precisó.

Para concluir, Larreta señaló que "hoy las camas disponibles" de terapia intensiva "alcanzan", pero recordó que desde el viernes al lunes, la ocupación de esas camas pasó de 141 a 179", y que "si la cantidad de contagios supera cierto nivel, la capacidad tiene un límite". "Este es uno de los datos que influye para tomar decisiones", concluyó.