En un nuevo capítulo del fin del matrimonio entre la Casa Rosada y la Ciudad, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta salió de lleno a fijar su postura sobre la discusíón alrededor de la propiedad privada. Alertó por una "imposible convivencia democrática sin la plena vigencia del Estado de derecho" y resaltó que "no hay ley más importante que la Constitución Nacional".

"Los derechos de propiedad y la seguridad jurídica sobre los mismos son condición para el desarrollo, el crecimiento y el mejoramiento de la calidad de vida de todos los argentinos. Es imposible pensar la convivencia democrática sin la plena vigencia del Estado de derecho y el imperio de la ley. Y no hay ley más importante que la Constitución Nacional", puntualizó el mandatario porteño en redes sociales. 

El pronunciamento de Rodríguez Larreta se da luego de que parte de la oposición alertara por un "avance hacia la propiedad privada" tras el escenario de conflicto que tiene cómo lugares más resonantes el campo de los hermanos Etchevehere y la toma de Guernica, panorama que el presidente Alberto Fernández rechazó de forma categórica. “¿Cuál es la propiedad privada que ataca el Gobierno? Guernica fue tomada por unos pícaros y por otros sin tierras que no saben dónde vivir y ahí hay un problema muy serio que tenemos que resolver”, resaltó en declaraciones radiales.

El mensaje del jefe de Gobierno porteño también hace hincapié en la Constitución Nacional, más precisamente en su artículo 17. "La propiedad es inviolable y solo una sentencia fundada en ley puede privar a alguien del derecho a la misma", citó el funcionario. 

"Para disponer de los bienes, producir e invertir, es esencial contar con la certeza de los derechos de propiedad. Es una obligación del Estado protegerlos. Esto no significa que no haya que atender las situaciones de un enorme déficit habitacional que la Argentina tiene. Hay que atender las dos realidades en simultáneo", concluyó el líder del PRO.