El Gobierno nacional aprobó una serie de “lineamientos para la igualdad de género" destinadas a las empresas y sociedades del Estado, con el objetivo de "remover los obstáculos y estereotipos sociales que impiden alcanzar la igualdad real" en esta materia a través de "medidas integrales".

Los lineamientos tienen como eje establecer áreas especializadas en género que puedan realizar capacitaciones y monitoreos; fomentar la responsabilidad compartida de las tareas de cuidado a través de licencias equitativas de maternidad y paternidad o brindar espacios de cuidado de niños y niñas, así como lactarios; impulsar la paridad de género y la participación de personas LGBTI+ en todo ámbito; y un especial foco en la prevención y erradicación de las violencias por razones de género.

La medida, impulsada por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), fue oficializada por la Jefatura de Gabinete a través de la resolución 1744/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial.

“La definición y cumplimiento de estos lineamientos refuerza el rol del Estado como regulador de los servicios prestados por las empresas con participación estatal y, fundamentalmente, reafirma su posición de garante de los derechos humanos e impulsor de la igualdad de género. Por eso, trabajaremos de manera articulada con todas estas empresas para avanzar en este sentido y poder cumplir con estos lineamientos”, sostuvo la ministra Elizabeth Gómez Alcorta, titular de la cartera de géneros.

La decisión de establecer lineamientos para la igualdad tiene que ver con las limitaciones y dificultades que sufren las mujeres y personas LGBTI+ a la hora de acceder a puestos de trabajo y buenas condiciones laborales, en contraste con los varones: según datos de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, mientras el 8,5% de los varones ocupados tiene puestos de jefatura o dirección, sólo el 4,7% de las mujeres alcanza ese nivel jerárquico. La proporción de mujeres en los directorios de las empresas con participación estatal alcanzaba un 8,4% a mayo de 2019, según datos de la Cippec.

Los lineamientos para la Igualdad de Género en las Empresas y Sociedades del Estado surgen con el objetivo de "reparar esas diferencias y lograr estándares de igualdad de género en la organización interna de las empresas y sociedades con participación estatal", informaron desde el MMGyD en un comunicado oficial.

La proporción de mujeres en directorios de empresas que operan bajo el régimen de oferta pública, según información de la CNV a 2017, era apenas de un 8,8%. Por otra parte, "los indicadores laborales básicos en Argentina son construidos a partir de una variable de sexo binaria, de modo que no reflejan en toda su dimensión la situación laboral de quienes no se encuentran representados por estas categorías", cuestionó el ministerio de la diversidad.

"Cabe recordar que, en determinadas estructuras laborales, a las brechas en el acceso a puestos jerárquicos, se suman distintos niveles de ingresos para mujeres y LGBTI+, en relación a los varones. Las barreras existentes demuestran tanto una segregación horizontal (paredes de cristal), como vertical (techos de cristal), los espacios de menor remuneración y menor dinamismo, con escasa posibilidad de ascenso son ocupados mayoritariamente por mujeres", indicaron.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad explicó que la desigual participación de las mujeres y LGBTI+ en el mundo laboral se asienta en una serie de estereotipos de género. "Es fundamental avanzar en políticas que reviertan las brechas existentes. Es necesario abordar específicamente las violencias y el acoso por motivos de género en el mundo laboral. Para alcanzar la igualdad en este ámbito también es indispensable abordar la inequitativa distribución de las tareas de cuidado, que son uno de los factores estructurales a la hora de analizar las desigualdades en el mundo del trabajo entre varones, mujeres y LGBTI+”, subrayó Gómez Alcorta.

Se espera que las empresas y sociedades del Estado avancen de manera gradual con la implementación de los lineamientos y, a partir de ellos, detecten y eliminen las brechas salariales de género; fomenten la composición paritaria de sus directorios; incrementen la participación de las mujeres y LGBTI+ en posiciones de liderazgo y de toma de decisiones.

También, se busca que desarrollen e implementen políticas para mejorar el equilibrio de la vida laboral y personal desde la corresponsabilidad en las tareas de cuidados; incrementen la presencia de mujeres y LGBTI+ en ocupaciones tradicionalmente masculinas así como la presencia de varones en tareas feminizadas; erradiquen el acoso sexual y la violencia por motivos de género en el lugar de trabajo; y promuevan un lenguaje inclusivo y no sexista en la comunicación institucional tanto interna como externa, entre otras acciones.

¿Cuáles son los lineamientos para la igualdad en las empresas estatales?

Los nuevos lineamientos tienen cuatro ejes: las áreas de género, tareas de cuidado, inclusión de la diversidad y foco en la prevención y erradicación de las violencias por razones de género. Con ellos, el Estado como accionista de las empresas y sociedades estatales promoverá la adopción y cumplimiento de:

  • Políticas destinadas a garantizar el principio Igualdad de trato y oportunidades a todos los integrantes de las empresas, a fin de lograr la igualdad de géneros en todas sus áreas.
  • Políticas destinadas a prevenir y erradicar toda situación de acción u omisión que conlleve a la discriminación por motivos de género.
  • Políticas destinadas a prevenir y erradicar todo tipo de violencia por motivos de género en el ámbito laboral.

Áreas de género

Se sugiere la generación de espacios institucionales para incorporar la perspectiva de género y diversidad a las políticas de la empresa a través de:

  • Creación de un área especializada en género y diversidad;
  • Realización de capacitaciones en género y diversidad para todas las personas que forman parte de la empresa, incluidas aquellas que ocupan cargos jerárquicos;
  • Desarrollo de un sistema de comunicación institucional interno de información y sensibilización sobre la igualdad de género que incluya las medidas adoptadas y resultados obtenidos;
  • Incorporación del plan de trabajo diseñado en los procesos de monitoreo y auditoría de la empresa para dar cuenta de los avances y posibilidades de mejora.

Tareas de cuidado

Se recomienda adoptar medidas destinadas a la promoción de la corresponsabilidad de les trabajadores para el cuidado de personas dependientes a su cargo:

  • Promover licencias que contribuyan a la igualdad entre los géneros en la distribución de tareas de cuidado y la tarea doméstica con perspectiva de diversidad familiar: corresponsabilidad parental para el nacimiento, la adopción, parto múltiple y técnicas de reproducción humana asistida; licencia por enfermedades de hijas e hijos o personas a cargo, adaptación escolar, lactancia y gestación;      
  • Brindar un espacio de cuidado compartido o propio para las trabajadoras y trabajadores o, de no existir estos, abonar plus por guardería
  • Fomentar la creación de espacios de lactario que contemplen las medidas de seguridad e higiene correspondientes.

Inclusión

Se recomienda adoptar políticas de promoción para la inclusión de mujeres y LGTBI+:

  • Fomentar la paridad de género en la composición del directorio; en la representación estatal del directorio y en todas las áreas de la empresa;      
  • Realizar relevamientos de cantidad de mujeres y LGBTI+ por área y que ocupan puestos de jerarquía en la empresa y las que fueron ascendidas durante los últimos cuatro años.
  • Impulsar la participación de personas LGBTI+ en los espacios de toma de decisión y en puestos de jerarquía.

Prevención y erradicación de las violencias por razones de género

Se recomienda la adopción de medidas tendientes a prevenir y erradicar las violencias por razones de género dentro del ámbito laboral a través de la:

  • Creación y/o adecuación de protocolos para prevenir y erradicar la violencia, el acoso y maltrato por razones de género en el ámbito laboral;     
  • Generación de mecanismos de acceso efectivo a la presentación de quejas y denuncias para las víctimas de violencia laboral por razones de género;
  • Promoción al interior del área de género un sector específico de atención a las violencias en el ámbito laboral;
  • Procurar acciones de concientización, prevención y formación de violencias por razones de género en el ámbito laboral.