Las palabras del presidente Mauricio Macri y el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, hacia los gobernadores, en sus respectivos discursos de ayer, fueron algo más que elogios. El objetivo era enviar una señal de consenso y gobernabilidad al Fondo Monetario Internacional ( FMI), pero también apurar las negociaciones con las provincias para cerrar el Presupuesto 2019. Hoy habrá un nuevo encuentro entre los ministros de Hacienda provinciales y funcionarios nacionales en la Casa Rosada, donde desde algunos distritos insistirán con la necesidad de que vuelva el Fondo Sojero, que fue eliminado hace 15 días, más aún luego de que desde el Poder Ejecutivo nacional anunciaron que aplicarán un nuevo esquema de retenciones para todas las exportaciones, incluida la soja.

Con más o menos diferencias, en las últimas conversaciones, la casi totalidad de los gobiernos provinciales acordaron con la Nación llevar adelante el recorte de $100 mil millones a través de la eliminación del Fondo Federal Solidario (FOFESO), mediante el cual las provincias y municipios recibían el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja, y el traspaso de los subsidios al transporte de pasajeros. Esto último fue ratificado ayer por Dujovne en la conferencia de prensa que brindó por la mañana para comunicar algunas de las medidas económicas que la administración de la alianza Cambiemos adoptará para llegar al déficit 0.

"La Nación va a generar este ahorro ya que este subsidio va a ser afrontado por las provincias y municipios en función de la posición fiscal más holgada que cuentan respecto a la situación de la Nación", señaló el ministro de Economía. Sin embargo, entre algunos de los gobernadores existe la preocupación de cómo afrontar esos subsidios, al igual que la tarifa social eléctrica. En algunos casos especulan con que no tendrán otra opción que aumentar el precio del boleto, aunque Dujovne sostuvo que eso no sería necesario. Desde la provincia de Buenos Aires -el distrito más perjudicado por esta medida- adelantaron que harán una combinación entre tomar deuda en el exterior y hacer un incremento paulatino de la tarifa del transporte.

Mientras que con la transferencia de los subsidios a los servicios de trenes, colectivos y micros de larga distancia los mandatarios provinciales se consuelan con poder consensuar un número que no afecte demasiado sus arcas, con el FOFESO no están dispuestos a resignarse. "Algunos no estábamos de acuerdo con la decisión de eliminar el Fondo Sojero y menos ahora con el anuncio del gobierno", apuntaron desde el entorno de uno de los gobernadores más enfrentados con el Ejecutivo nacional, en alusión al cobro de 4 pesos por dólar para las exportaciones primarias.

Desde algunos distritos advirtieron que este será uno de los puntos que los ministros de Hacienda provinciales llevarán hoy a la reunión prevista para las 13 en el Salón de los Escudos con los secretarios Rodrigo Pena, de Hacienda; y Alejandro Caldarelli, de Provincias y Municipios, y el subsecretario de Relaciones con las Provincias, Paulino Caballero. También se espera que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, participe un rato del encuentro. Sin embargo, desde Balcarce 50 subrayaron que "el FOFESO no se toca", a la vez que analizan "algún mecanismo de compensación a los municipios", ya que son los más afectados.