El proyecto de ley que fue aprobado en la Cámara de Diputados para un aporte de las fortunas superiores a los $200 millones acrecentó la división en el Congreso y eso se reflejó en las repercusiones posteriores entre los dirigentes que festejaban el primer paso para convertirlo en ley y los detractores de la medida.

La propuesta enviada por el Frente de Todos superó la instancia en la Cámara Baja y varios de los legisladores que votaron a favor luego tuvieron declaraciones para sostener su postura y reivindicar la importancia de este nuevo tributo.

“No solo es una gran iniciativa, también es un acto de justicia frente a tantos argentinos y argentinas que pusieron todo para enfrentar la pandemia”, sostuvo el diputado oficialista Leandro Grosso, mientras que su par Paula Penacca aseguró: “Hoy somos un país más justo que ayer”.

Desde el Gobierno Nacional, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, detalló que lo recaudado “estará destinado a la compra de insumos sanitarios, urbanización de barrios populares, producción de gas, apoyo a las PyMEs y becas Progresar.”

A pesar de las operaciones, del lobby y de las mentiras, acabamos de dar media sanción al Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas. Una muestra más de que militar sirve”, opinó el diputado del Frente de Todos Itai Hagman.

Desde Juntos por el Cambio, que en su mayoría votó en contra a la propuesta de grabar por única vez a quienes posean una riqueza superior a los $200 millones, se expresó el jefe de la bancada, Mario Negri, que afirmó: “Somos el país que más hemos intoxicado en impuestos al sector privado en la región, si no generamos riqueza no va a haber inversión.”

Waldo Wolff, diputado de Juntos por el Cambio, opinó que es una ley “del impuesto para perpetuar el clientelismo y el feudalismo”, mientras que su par Fernando Iglesias posteó un video en Twitter de los festejos en la Cámara y acompañó con el texto: “Impuesto Máximo aprobado. Los diputados del Frente de Todos festejando el fin de la Argentina productiva”. 

Desde la Izquierda, la diputada Romina Del Pla sostuvo que “atrás de la  presentación del proyecto de "aporte solidario" se esconde un brutal ajuste a los trabajadores que viene de la mano del FMI, no pueden pretender que el FIT acompañe esta farsa”.