La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, afirmó este viernes que "no es legal tomar tierras ni propiedades" y aseguró que tanto a la administración de Axel Kicillof como a los intendentes les preocupa que las usurpaciones sean "direccionadas". Al mismo tiempo, el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, destacó la problemática habitacional, mientras que la intendenta del municipio de Presidente Perón, Blanca Cantero, afirmó que para algunos las tomas son "un negocio inmobiliario".

En declaraciones formuladas a la radio Futuröck, la funcionaria se refirió al encuentro que el gobernador mantuvo el jueves en La Plata con intendentes y sus ministros para coordinar acciones en torno a la problemática de la toma ilegal de terrenos.

"Esto desnuda el déficit habitacional existente, sobre todo, en la provincia de Buenos Aires", planteó la funcionaria, quien remarcó que "en los últimos cuatro años, sólo se construyeron 2.000 viviendas".

García resaltó que en el encuentro del jueves "se acordó generar alertas tempranas para evitar situaciones de violencia", y graficó que "el caso más emblemático es el de Presidente Perón, donde la intendenta se reunió con las personas que están en la toma".

"Son más de 3.000 y muchísimas de esas personas no son del distrito, con lo cual empezamos a analizar cómo se generaron estas tomas", contó.

La funcionaria explicó que "la gente que no tiene dónde vivir, cuando ve la posibilidad de asentar una vivienda precaria en un terreno lo hace, pero no es menos cierto que hay lugares donde estas tomas se originan de manera rara, en las que acuden abogados y escribanos, y, al día siguiente, presentan amparos".

En ese sentido, añadió que "hay algo que a uno le hace suponer que está direccionado y que esto no es espontáneo, ya que la gente humilde que no tiene dónde vivir no va con un escribano".

No obstante, reconoció que aún "no está identificado quiénes (organizan esto) pero es algo recurrente en varios municipios".

"A los intendentes y a nosotros nos preocupa que haya toma de terrenos direccionadas. Nos hacen suponer que en algún lugar se están decidiendo estas cosas", continuó y remarcó que "en el conurbano es bastante habitual que haya tomas".

"Lo hemos visto a lo largo de los años, pero hay distritos en los que es inusual", completó.

Teresa García precisó que el año pasado se registraron unas 140 tomas por mes y detalló que "este año son 40", por lo que estimó que "la responsabilidad del Estado es evitarlas y ocuparse de la situación de emergencia en que vive esta gente, que está en una situación indigna". 

"Un negocio inmobiliario"

La intendenta del municipio bonaerense de Presidente Perón, Blanca Cantero, consideró hoy que en la toma de tierras en la localidad de Guernica "hay muchas personas humildes pero también hay quienes la piensan como un negocio inmobiliario".

En diálogo con la radio Metro, Cantero sostuvo que "el predio que tomaron es grande y hay una parte, un loteo, que tiene dueños y por eso se hizo la denuncia y un juez y un fiscal están interviniendo en la causa".

En julio último comenzó una toma de tierras en Guernica, que actualmente es una de las más grandes del país, ya que se tratan de 100 hectáreas donde ahora alrededor de 2.500 familias construyeron viviendas precarias.

"Primero fueron 200 personas y vino la policía, pero al otro día eran el doble", dijo Cantero, tras asegurar que "nadie fue a verla a decirle que está en la calle y no tiene dónde vivir".

Además, la intendenta mencionó que en la toma de tierras "hay gente de otros municipios", y dijo que "todos los vecinos de Presidente Perón están en contra porque es ilegal".

"No podemos permitir de la noche a la mañana que se tome el lugar; esas tierras no son fiscales", aseveró.

"Es un momento difícil pero tomar tierras es ilegal y, además, la toma se volvió muy violenta", expresó Cantero, quien indicó que "la mayoría de los dirigentes que están en las tomas no son de Presidente Perón y se dicen de movimientos de izquierda".

Bianco destacó el problema habitacional

En una línea similar a la de García, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, afirmó este viernes que "las ocupaciones ilegales son un delito" por lo que deben ser abordadas "en esos términos" pero destacó que "existe un déficit habitacional muy grande y una necesidad de viviendas estructural que se agravó en los últimos años".

En ese sentido, puso de manifiesto que "hay gente que necesita una solución habitacional y quienes sobre esa base cometen delitos: vendiendo terrenos, llevando escribanos y abogados para hacer papeles".

También en declaraciones a Futuröck, Bianco expuso que, desde la administración de Kicillof, se está trabajando en un plan de viviendas "reactivando muchas que quedaron abandonadas del último Gobierno y encarando nuevas".

"La idea es desde 2021 avanzar en 10 mil viviendas por año y también trabajamos en la urbanizacion de barrios populares", añadió y evaluó que "esa es la solución estructural".