En momentos en los que se debaten las nuevas habilitaciones y mientras el personal sanitario denuncia estar al borde del colapso, Roberto Lavagna salió a elogiar este lunes el modo en que Argentina enfrentó la pandemia, que permitió que haya un número relativamente bajo de muertos.

En los últimos días, las solicitadas dadas a conocer por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva y por la Facultad de Medicina de la UBA, además de por otras asociaciones como el Colegio de Psicoanalistas, centraron los ojos de la opinión pública en la dramática situación que viven los trabajadores sanitarios, quienes manifestaron encontrarse al borde del colapso físico y mental y tuvieron que lamentar decenas de fallecidos por coronavirus.

Además, el fin de semana se viralizaron las escenas de cientos de jóvenes de la Ciudad de Buenos Aires tomando algo en bares al aire libre, en muchos casos sin barbijo y sin respetar la distancia social, lo que generó pedidos de mayores controles por parte del Gobierno nacional a la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

En ese contexto, Lavagna decidió elogiar en sus redes sociales la tarea hecha hasta ahora por el personal de salud y las autoridades.

"En esta Argentina tan llena de palabras vacías, harta de bla bla inútil, quizás valga la pena mirar que, según los últimos datos comparables, tuvimos 9859 muertos por la Pandemia", sostuvo el referente de Consenso Federal, antes de que el último parte diario confirmara que los fallecidos ya son más de 10.000.

En ese sentido, destacó que "si hubiéramos tenido la misma proporción de muertos por millón de habitantes que Estados Unidos, nuestro número (de muertes) sería de 25.390; la misma que Brasil, 25.998; y que Italia, 25.288". "No creo que a nadie tener unos 15.000 muertos menos le resulte indiferente", aseveró el ex ministro de Economía.

"GRACIAS a los EQUIPOS DE SALUD y a las autoridades. Para que esto no cambie, hay que seguir siendo serios y creativos", cerró Lavagna.

De este modo, el ex candidato presidencial sumó un nuevo gesto para con el Gobierno, en momentos en que la estrategia sanitaria que siguió Argentina es cuestionada por la oposición debido al creciente número de víctimas y la prolongación de las medidas de cuarentena.

El último viernes, Lavagna anticipó que el interbloque Federal de la Cámara baja, que integran los diputados de Consenso Federal que responden a él, podrá tener posiciones diferentes respecto a la reforma judicial.

Su aclaración se dio a pesar de que, hace algunas semanas, los legisladores de Consenso Federal habían adelantado que se opondrían al proyecto impulsado por el oficialismo. Sus votos podrían ser clave para que el Gobierno llegue a la mayoría necesaria para convertirlo en ley, tras la media sanción holgada en el Senado.