El candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, aseguró que "no hay nada más lejos" en sus intenciones que la idea de ser el ministro de Economía en un eventual gobierno de Alberto Fernández, si es que la fórmula del Frente de Todos se impone en las próximas elecciones.

El dirigente opositor, que ya ocupó ese cargo durante la administración nacional de Néstor Kirchner, desestimó de esta manera las versiones que lo señalan como posible integrante del Gabinete de su actual adversario electoral. "No hay nada más lejos que eso en mi cabeza, son mentiras de patas cortas", aseguró Lavagna durante un acto que encabezó en la ciudad de Mendoza.

En declaraciones a radio local, el líder de Consenso Federal precisó que tampoco aceptaría una oferta similar por parte del oficialismo, en caso de que Mauricio Macri sea reelecto: "No, con ninguno de los dos", aclaró.

"Porque ninguno tiene la vocación de hacer un gobierno de unión nacional. Los dos tienen una posición muy reactiva de no hablar y no negociar con otros sectores", agregó al respecto.

Más temprano, Lavagna difundió una carta abierta que firmó junto a su compañero de fórmula, Juan Manuel Urtubey, en la que ambos cuestionaron la polarización y le pidieron al electorado "fortalecer con su voto" en las primarias a Consenso Federal "para que llegue vigorosa a la elección de octubre".

En la misiva, los precandidatos resaltaron que el anterior y el actual Gobierno "representan el fracaso del pasado y del presente", por lo que "no pueden otra cosa que asegurar el fracaso del futuro".

En este sentido, aseguraron que su espacio es "la única alternativa capaz de derrotar tanto al kirchnerismo como al macrismo en una elección mano a mano".

"Dentro de 20 días, en las PASO, los argentinos deberán tomar una decisión cívica que empezará a definir el destino del país por lo menos para los próximos 20 años: si continuará dividido y en declinación, o si se une, se recupera y crece para que los chicos de hoy puedan disfrutar de la prosperidad", señalaron. En esta línea, explicaron que el 11 de agosto la sociedad no va a elegir a un jefe de Estado, sino "la fórmula que prefieren que gane en la verdadera elección, que es la de octubre".

Por otra parte, Lavagna acusó al oficialismo y al kirchnerismo de retroalimentarse "con acusaciones, diatribas, injurias, mentiras, fake news y todo lo que caracteriza a una campaña sucia, destinada a crear una atmósfera irrespirable de odio y miedo al otro, lo que llamamos grieta".

"Si esa campaña prosperara, el principal vector del voto argentino será el odio o el miedo, sentimientos que no inspiran decisiones racionales", escribieron los integrantes de la fórmula opositora.

Por último, la dupla aseguró que, si son electos, lograrán "una reactivación consistente movilizando los cuantiosos recursos económicos" de la Argentina a partir de "la recuperación del poder de compra del salario, la reducción de la carga impositiva" y otras medidas que "beneficien la competitividad del aparato productivo dentro del marco de los objetivos de equilibrio fiscal".

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos