El gobierno nacional resolvió anular la concesión que se le había otorgado a una empresa perteneciente a Cristóbal López para encarar la construcción de un nuevo colector cloacal en la ciudad de San Carlos de Bariloche e intimó a la compañía a devolver 28 millones de pesos que le habían sido abonados en concepto de adelanto para el inicio de los trabajos. 

Así lo dispuso el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), que esgrimió “incumplimiento de contrato” por parte de la compañía a la que, en julio del año pasado, se le había otorgado la concesión de esta obra de saneamiento. 

Se trata la firma CPC S.A., a la que el Enohsa -dependiente del Ministerio del Interior de la Nación- intimó además a devolver 28 millones de pesos adelantados en 2017 para el frustrado inicio de las obras.

La concesión a CPC de estos trabajos fue otorgada en julio del año pasado y, desde entonces, además de la colocación de un cartel oficial no se produjo ninguna tarea en la Costanera frente al lago Nahuel Huapi, en la zona céntrica de San Carlos de Bariloche. 

El Enhosa también dispuso la realización de una nueva licitación de la obra, que según estimó el diputado nacional Sergio Wisky estará en condiciones de ejecutarse luego de la veda invernal.

Se trata de una obra esencial en el proyecto nacional de saneamiento para la cuenca del Nahuel Huapi, que se complementa con la ampliación de la planta depuradora de Bariloche, cuya obra fue adjudicad. a la constructora Codam por otros 200 millones de pesos y avanza según los plazos establecidos, con lo cual estará terminada en el 2019. 

Además estas obras se relacionan con proyectos de saneamiento en la cuenca del río Negro, que recibe parte de su caudal del Limay, que nace en el Nahuel Huapi.